pedro-sanchez-y-underwood

Pedro Sánchez era el único que iba acompañado  de su mujer a los debates de televisión. La desquiciada ambición del líder socialista y Begoña Gómez ya me recordaban, por aquel entonces, al maquiavélico Frank Underwood y su esposa Claire.

Los peores enemigos de un político no suelen estar en la bancada de enfrente. Estos días Rajoy, desde la barrera,  está contemplando de la verdadera amistad entre Pedro y Susana.

Frank llegó con las manos manchadas a la presidencia –House of Cards- y Pedro por mantenerse se “cargará” (políticamente hablando) a todo el que sea necesario de su propio partido. Las artimañas y guerras de ambos son similares y así lo estamos descubriendo.

Atrincherado en Ferraz, tras la dimisión de los 17 miembros de su ejecutiva, descubrió que no estaba sólo. Un tuit generado por la cuenta oficial de House of Cards aconsejaba a Pedro Sánchez:

 “Momentos así requieren que alguien actúe y haga lo desagradable, lo necesario. Si me necesitas, manda DM”, le dice a Pedro Sánchez. A estas horas rondan los 11.000 retuits y superan los 7.000 me gusta desde que se publicó.

hoc

Los 9 directores de la serie (David Fincher, James Foley, Joel Schumacher, Charles McDougall, Carl Franklin, Allen Coulter, John Coles, Jodie Foster y Robin Wright) se pelean por un cameo de la pareja española. Saben que Pedro y Begoña están ensayando para plantar cara a los todopoderosos Frank y Claire.