• Este centenar de compañías serán fundadoras del Plan RSA, al que se han adherido 300 organizaciones de la comunidad autónoma
  • Las acciones de RSC tienen cada vez mayor peso en los presupuestos y estrategias de comunicación de las firmas y entidades

Los   beneficios   de la  Responsabilidad  Social  Corporativa  en  las  marcas  son  evidentes  en  los ámbitos  de  la  reputación,  la  imagen,  la  lealtad  de  los  consumidores  y  el  reconocimiento social. De hecho, las acciones de RSC tienen un creciente impacto en los presupuestos, estrategias y actuación de las empresas en materia de comunicación, entendidas como una herramienta de diferenciación e incremento del valor empresarial. Una tendencia a la que no escapan las organizaciones aragonesas. De hecho, un total de 119 empresas aragonesas serán reconocidas en diciembre con el sello de Entidad Responsable Socialmente.

Este marchamo –aprobado por la mesa de la Responsabilidad Social de Aragón (RSA), formada por el Instituto Aragonés de Fomento (IAF), CEOE Aragón, Cepyme Aragón, UGT Aragón y CCOO de Aragón– convierte a este centenar de compañías en fundadoras del Plan RSA. A éstas, se le sumarán en noviembre aquellas organizaciones que cumplan los requisitos establecidos en el programa.

A fecha de hoy, 300 organizaciones están inscritas en el Plan RSA, impulsado por el Ejecutivo autonómico, patronales y sindicatos. El 60% de las firmas inscritas es pyme, el 11%, gran empresa; otro 11%, autónomo; el 7%, empresa pública, y el 11%, asociación o entidad de carácter no lucrativo. La totalidad de todas ellas genera un empleo directo que alcanza los 66.000 puestos de trabajo.