Abrazo deseado con lágrimas del bien.  Abrumado de cariño esperando el reencuentro. Nadie sabe cuánto aunque todo se dé.

Devaneo parece pero tú sabes que no lo es. Catalanes, amigos perdidos, Pau o Benedicto XVI.

Feliz noche… en un mar de agradecimiento a la vida por lo que nos da.