Bertín

Decía el poema de Rubén Darío:

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

El príncipe Bertín está triste y amenaza con mudarse a otro palacio. Como Rapunzel sube a la torre de TVE y deja que le cortejen los príncipes de las privadas. Carlotti y Vasile le quieren pero él sabe que José Antonio Sánchez tiene la posibilidad de activar la cláusula de tanteo para poder igualar la oferta de cualquiera de sus pretendientes. Unos y otros callan.

Osborne espera que alguien aumente sus honorarios de 10.000 € por cada entrevista. Sabe que actualmente nadie consigue en la pública “veinticuatros por cientos” de cuota de pantalla y eso debe aprovecharlo.

La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa?