A mí lo que me gustan son las batallas complicadas en terreno ajeno’ me dijo un día Ramón. Me gustó. Es otra manera de decir que ‘no me importa enfrentarme a los problemas’.

Hay personas de todo tipo: perfil puenting y perfil tumbing, ‘los me gusta hacer’ y ‘los me gusta que me digan qué debo hacer’. También los hay y no aguanto  –es una manera de hablar- ‘los chicos es que…’. Y así se va llenando el capazo…

Pero todos ellos deberían tener claro que no hay que amargarse en la vida. Eso sí que es un arte…