• La compañía textil gallega continúa las conversaciones abiertas en acciones anteriores como ‘Esto no es un selfie’ o ‘Yo no soy Adolfo, y reivindica su esencia como firma de moda de autor
  • La campaña profundiza el cambio en sus comunicaciones, tras el restyling de imagen corporativa y el nuevo concepto de tienda creativo y luminoso que refuerza su apuesta por los complementos

Adolfo Domínguez lanza su campaña más disruptiva en la que interpela a sus clientes a ‘ser más viejos’. La compañía textil gallega, que desde este mes de septiembre comercializa todas sus prendas y complementos bajo la insignia ADOLFO DOMÍNGUEZ, reivindica su esencia como firma de moda de autor y se postula a favor de la sostenibilidad de lo duradero y del estilo frente al fast fashion.  El concepto de la campaña se basa en la defensa de la sabiduría que aporta la vejez en un mundo en el que “solo importa lo último, lo nuevo, lo que acaba de salir”.

La firma nos invita a pensar como los viejos porque “los viejos saben cosas. Los viejos han visto. Y saben que no todo lo nuevo es necesariamente mejor. Que hay algo absurdo en comprar algo y no usarlo. Que no hay que comprar más, sino elegir mejor. Que, si algo es perfecto, deberías repetir. Que lo sostenible es tener una falda que te dure diez años. Que es mejor saber de estilo que de modas” según el manifiesto #semasviejo.

El proyecto ‘Sé más viejo’ continúa las conversaciones abiertas por Adolfo Domínguez en campañas anteriores como ‘Esto no es un selfie’ o ‘Yo no soy Adolfo’, en las que animaba a sus clientes a mostrar su verdadero ser y utilizar la ropa como una segunda piel para vestirse de sí mismos. En esta ocasión, la compañía llama a la sociedad a reflexionar sobre la importancia de la elección a la hora de comprar y la predominancia del estilo y la calidad frente a lo efímero de la moda.

La nueva campaña profundiza el cambio en las comunicaciones de la compañía, uno de los pilares clave en la nueva apuesta en el mercado de la firma de moda de autor. En los últimos 18 meses, la empresa liderada por Adriana Domínguez como consejera delegada y Antonio Puente como director de Operaciones, ha lanzado un nuevo concepto de tienda creativo y luminoso, reforzado la apuesta por los complementos, enriquecido su marca principal ADOLFO DOMÍNGUEZ al inyectarle lo mejor de sus sub-marcas U y AD. La profunda renovación de la firma, que incluye un restyling de su imagen corporativa con un nuevo logo, le ha permitido mejorar su resultado operativo un 75% desde marzo de 2017. El grupo Adolfo Domínguez ha alcanzado en el ejercicio 2017/18 una facturación anual de 113,7 millones de euros en ventas en los 29 países en los que dispone de tiendas.