• Madrid-Barajas se ha convertido en un ‘escaparate viviente’ para la campaña ‘Real Life Maniqui’, que ha acercado a los pasajeros la oferta comercial del aeropuerto
  • La agencia fue la responsable de la campaña con motivo de la salida a bolsa del gestor de aeropuertos

Shackleton ha ganado el concurso público del gestor de aeropuertos Aena, durante un periodo de dos años. Se encargará de la estrategia de comunicación publicitaria y promocional de las zonas comerciales de los aeropuertos para generar y fomentar la compra.

El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se ha convertido estos días en un ‘escaparate viviente’ en el que modelos de carne y hueso han acercado a los pasajeros la variada oferta comercial con que cuenta la instalación. Y es que la agencia ha lanzado la campaña Real Life Maniquí, una acción especial para dar a conocer el abanico de ofertas que ofrecen los aeropuertos de Aena y con la cual se pretende dinamizar las ventas. Los pasajeros y visitantes podrán interactuar con maniquíes de carne y hueso que irán vestidos con la ropa y complementos que se pueden comprar en las tiendas dentro de la zona comercial, y que llevarán grandes etiquetas identificativas con los nombres de las tiendas.

Lucía Angulo, directora general de Shackleton, ha declarado que “el tiempo que se pasa en el aeropuerto no tiene por qué ser de espera puesto que los aeropuertos se han convertido en verdaderos centros comerciales, donde podemos ofrecer al cliente de todo, para aprovechar el momento y realizar sus compras”.

No es la primera vez que Aena trabaja con Shackleton. De hecho, fue la agencia responsable de la campaña de su salida a bolsa en febrero de 2015.