• Las empresas del sector denuncian que el acuerdo marco de la Diputación de Valladolid atenta contra el principio de igualdad y de libertad de mercado, al dejar fuera a compañías cuyo objeto social es el que piden desde la institución.
  • Las agencias subrayan la falta de conocimiento de la actividad publicitaria que refleja la redacción de los pliegos y critican la arbitrariedad que esconde la adjudicación de este contrato.

El acuerdo marco que hace unos días publicaba la Diputación de Valladolid en el que fija las condiciones para la compra de espacios en medios de comunicación para insertar las campañas de publicidad de la institución, sigue trayendo cola. Tras el artículo publicado en ExtraDigital, son varias las agencias que han reiterado la falta de conocimiento del sector que reflejan tener quienes han realizado dicho documento, al tiempo que han acusado a la Diputación de Valladolid de ningunearlas y darles la espalda.

Y es que, a la vista de las incoherencias que -señalan- contiene el pliego, medios y empresas publicitarias se preguntan en manos de quién está la redacción de estos contratos y han manifestado su malestar por el hecho de que, para este tipo de casos, la Diputación de Valladolid no cuente con ellas para pedir asesoramiento. En este sentido, algunas agencias que se han puesto en contacto con ExtraDigital han afirmado que este acuerdo marco incluso atenta contra el principio de igualdad y de libertad de mercado, al dejar fuera del mismo y no permitir participar en él a empresas que, como ellas, tienen como objeto social la realización de los servicios que se sacan a concurso, con la consiguiente indignación por parte del sector.

Arbitrariedad en la inversión de fondos públicos

Las agencias han puesto de relieve también la arbitrariedad en el uso del dinero público que esconde la adjudicación de este acuerdo marco. “Una vez más se vuelve a ver la tradición de repartir la partida destinada a publicidad al arbitrio del responsable de Comunicación de turno (del actual y de los anteriores), que, además, en esta ocasión, llega en forma de contrato público, tal y como obliga la Ley. Sin embargo, esa normativa se interpreta desde la Diputación de Valladolid de una forma que mantiene ese carácter discrecional del reparto, olvidando los intereses del ciudadano”, explica el responsable de una de las empresas del sector.

En esta línea, han subrayado la mejora de resultados en las campañas que conseguiría la institución si contara con el asesoramiento técnico y las herramientas profesionales que tiene una agencia de medios y que incrementaría la eficacia de la inversión. De la misma manera, han recalcado que la contratación de espacios publicitarios en más medios que los recogidos en el acuerdo marco, mejoraría notablemente los datos de cobertura, atendiendo así al criterio de racionalidad en el gasto y al servicio de difusión pública que se pretende.

Además, han señalado que se han sentido “ninguneados por la Diputación de Valladolid con esta actuación que pone de manifiesto desde la falta de conocimiento y el criterio profesional en la redacción del pliego, hasta las condiciones que se exigen para poder presentarse al acuerdo marco, que solo clarifica un menosprecio al tejido empresarial del que forman parte agencias y medios”. Y es que, tal y como han recordado, el sector publicitario en Castilla y León cuenta con equipos creativos, ejecutivos de cuentas, programadores y planificadores con la capacidad y cualificación suficiente para asesorar a una institución y ofrecerle los mejores resultados.