• El pintor Jorge Gay ha sido el encargado de crear las nuevas contraetiquetas que lucirán los envases de la marca
  • El diseño consta de una colección de seis serigrafías inspiradas en la luna, a las que acompaña un poema que también ha compuesto el artista

Agua de Lunares apuesta por ser embajadora del arte aragonés en los restaurantes españoles. Con una propuesta colorista, inspirada en la luna, el artista aragonés Jorge Gay, ha sido el encargado de poner imagen y texto a las nuevas contraetiquetas de los envases de la línea de cristal retornable de la firma del Grupo La Zaragozana. Gay toma así el testigo de la obra de Isidro Ferrer, quien se encargó de renovar el diseño de la botella en el año 2012.

El nuevo diseño consta de una colección de seis serigrafías cuyo trazo, volúmenes y color hacen reconocibles la identidad de la obra del pintor. Cada una de las imágenes crea una nueva visión poética del agua. Cada obra va a acompañada también de un texto, compuesto también por Gay. Es el siguiente: “Agua me uno a ti para que me bebas/ Aire me bebo en ti para que me vueles/ Luna me beberé tu luz/ Agua me viviré tu luna/ Luna me veo en ti para que me brilles/ Tierra me siembro en ti para que me crezcas/ Luna me beberé tu luz/ Agua me viviré tu luna/ Vida me lluevo en ti para que me siembre/ Agua me inundo en ti para que me vivas/ Luna me beberé tu luz/ Agua me viviré tu luna”.

Jorge Gay toma así el testigo de la obra de Isidro Ferrer quien se encargó de renovar el diseño de la botella en 2012. En ese momento, ya se hizo con la vocación de que las contraetiquetas fuesen un soporte para la expresión creativa de distintos artistas de la región. En este sentido, los nuevos diseños mantienen la elegancia y sobriedad de las primeras contraetiquetas, así como la predominancia de los tonos azules, si bien en esta ocasión destaca la intensidad del color tan presente en la obra del artista.