No soy muy amigo de hacer balance, pero me acaba de decir el Sr. Draper que o le presento esto antes de las 13:00 o no me llevo a casa la paleta de ibérico. Cosas de americanos.

Pues bien, ahí vamos:

  • Relájate, nada de lo que hagas será memorable, no ocuparás un lugar en la historia del marketing, deja los fuegos artificiales para Campofrío y McCann, son muy buenos y tienen presupuesto. Tú eres becario, intenta ser eficaz.

 

  • El whisky del minibar es para el jefe, tú sigue dándole al té, aunque aquí en NY te traten de británico. Por supuesto evita también el licor de hierbas. Si hay que brindar, que sea con Fulcro, Emilio Rojo, Casal de Armán, Sílice, Albamar, Górgola ó 3.000 cepas.

 

  • Ningún objetivo corporativo merece la pena un conflicto entre personas dentro de la agencia. Enfrentados, cada uno con su razón, el becario y el cuentas, el cuentas y el creativo, producción y copys… enfrentados, nos asista o no la razón, ofrecemos un peor rendimiento.

 

  • Hablando de objetivos, trabaja para lograr que tus clientes cumplan los suyos. Los resultados de tus clientes harán tu cuenta de resultados.

 

  • Pide a tus fans que hablen de ti, una y otra vez, los detractores se encargarán de hacerlo sin que se lo pidas.

 

  • Sé analítico, no hay mejor argumento que un dato (objetivo). Pero no olvides ser emocional. Todo lo que aprendiste como becario en veinte años es muy valioso. Los comportamientos básicos de compra se repiten, en entornos analógicos y en los digitales.

 

  • Conversa. Cinco minutos en el café con un cliente o con un vendedor valen más que cinco comités de dirección de cinco horas.

 

  • Más que conversar, escucha. Lo que te tienen que decir es importante. Sobre todo para quien te lo está diciendo.

 

  • No te pagan para tener razón, te pagan para que las cosas funcionen (bueno, en mi caso no te pagan, punto).

 

  • Tu equipo (el que lo tenga) es lo más importante que tienes dentro. Sin ellos no eres nada. Demuestra gratitud aún en la insatisfacción. Tu forma de hacer las cosas no es la verdad absoluta.

 

  • Poco importa el tiempo que pases en una organización, te recordarán por cómo te comportaste como persona.

 

Vale. Se lo he presentado. Me dice que nada de power point, que se lo ponga en prezzi. El logo más grande. Y que le dé una vuelta.

En fin, ¡feliz año!