Arturo Almuzara está especializado en marketing turístico y trabaja como consultor en Almuzara Consultores. Ha trabajado para el Parque de Atracciones de Zaragoza, Pirenarium o el Acuario de Zaragoza y también en medios de comunicación. De hecho, ha sido director de Radio 80, director comercial de Antena 3 TV norte de España y, actualmente, es delegado de KISS FM en Aragón. Desde su experiencia, hace un repaso a la situación actual del Marketing.

  • ¿Cómo ha evolucionado el sector del marketing en los últimos años?
  • El primer aspecto en el que ha evolucionado, afortunadamente, es en el primer componente del marketing mix: El producto. Por lo general, los empresarios crean productos testados y cercanos a lo que el mercado reclama. Y los que hemos crecido al amparo de las ideas de Kotler seguimos creyendo en la investigación de mercado como punto de partida. Los caminos han cambiado, pero el destino es el mismo. Personalmente, enlazo completamente el marketing y el aspecto comercial. Parece obvio, pero no siempre van de la mano.
  • ¿Qué estrategias de marketing son las más utilizadas en la actualidad?
  • Como comentaba, conocer el mercado. Ya nadie piensa en sorprender por intuición. Afortunadamente, el I+D forma parte del Marketing. O, al menos, son dos disciplinas que van en paralelo. Esto es un logro. Sobre todo, si tenemos en cuenta que, anteriormente, no se aprovechaba ni la información que aportaban las fuerzas de ventas, los que están en la calle y conocen al cliente, de cara a estar prevenido ante cualquier cambio de sus necesidades.
  • ¿Qué importancia tiene el marketing para las empresas?
  • ¡Qué voy a decir! ¡Toda! Quien progresa por un circunstancial incremento de la cartera de pedidos, puede ser víctima de que aparezca un competidor que le supere en precio. El marketing influye cada vez más a la hora de aportar valor añadido al producto. Es una herramienta indispensable para conseguirlo
  • El tejido empresarial de este país está compuesto en su mayor parte por pymes. ¿Qué alternativas y posibilidades tienen este tipo de empresas de implementar planes de marketing?
  • Una empresa pequeña no tiene que renunciar a tener las mejores opciones de marketing. Puede contratar a un profesional de formación y experiencia contrastada por un tiempo determinado (por ejemplo, un día a la semana) o para desarrollar una tarea concreta, además de disponer de su asesoría de forma permanente.
  • Como consultor externo, ¿qué aspectos hay que tener en cuenta para ofrecer una buena estrategia de marketing?
  • Sinceramente, creo es imposible asesorar a una empresa en materia de marketing sin vivir en ella. El papel lo aguanta todo. Pero, hacer un plan de marketing sin introducirte en nuestro mercado potencial, en su distribución, en sus problemas de logística, en la fuerza de ventas o en los problemas del sector, es simplemente imposible.
  • ¿Se puede utilizar la misma estrategia independientemente del sector en el que actuemos?
  • No. Lo que manda es el marketing Mix (producto, precio, promoción y distribución). No es lo mismo un destino turístico que una fábrica de frenos. Pero lo que es evidente es que hay que trabajar mucho sobre el producto e impactar sobre los prescriptores.
  • En la actualidad, para cualquier negocio es indispensable una presencia online. ¿También lo es el marketing digital?
  • Lo digital nos ha adelantado a todos. Eso sí, tengo algunas dudas sólo en lo referente al dominio de esa fuerza de marketing, como un río fuera de su cauce. Creo que lo online nos puede sobrepasar por dificultad de control.
  • Las actividades y la forma de aplicar el marketing ha cambiado muchísimo en la última década. ¿Qué nos espera en este sector? ¿Hacia dónde va su futuro?
  • Se puede poner un ejemplo, comparándolo con las empresas de mantenimiento. Antes hacían el mantenimiento correctivo. Es decir, cuando se rompía algo, lo arreglaban. En el caso del marketing sería: no vendo, así que voy a hacer publicidad. Y ahora hacen un mantenimiento predictivo. Es decir, si se realiza un mantenimiento continuo de las cosas, probablemente, no se estropearán. En el terreno del marketing, se podría equiparar al Plan de Marketing, que recoge lo qué hay hacer para que nuestro planteamiento se mantenga y se superen las expectativas de satisfacción del cliente. Por otro lado, hay que recordar que antes vendíamos zapatos, después pies bonitos y, en el futuro, vamos a vender sensaciones. En cuanto a la gestión, es el momento de que las empresas se rodeen de los mejores profesionales (por outsourcing, por ejemplo) y dignificar la red comercial, que se está olvidando y son los tentáculos de la empresa.