• La nueva referencia recupera este cereal rústico y el resultado lo presenta en una botellas de 50 centilitros con una elegante etiqueta negra
  • La Zaragozana mantiene su apuesta por las sensaciones con la tercera cerveza de ‘Ambiciosas’, que sorprende por su textura poco habitual

La Zaragozana ha lanzado al mercado una nueva cerveza dentro de su colección Ambiciosas. Ambar Centeno -la tercera de las referencias de esta iniciativa- conserva el espíritu y las premisas de Ambiciosas: despertar sensaciones, sorprender a quien la prueba y experimentar con las técnicas cerveceras.

El reto de Ambar Centeno ha sido trabajar un cereal rústico, duro, poco usado en cervecería, como es el centeno y transformarlo en terciopelo. Aromas de fondo muy sutiles, la convierten en una cerveza amable al paladar. El resultado es una cerveza turbia que sorprende por su textura poco habitual, untuosa en paladar y sedosa en boca. Lo que en la cervecera aragonesa han denominado como una cerveza de toma, pan y moja, porque consideran que no hay mejor manera de acompañar esta cerveza que con un puchero.

La nueva cerveza se presenta en un formato de 50 cl con tapón mecánico, lo que permite tomarla de forma pausada sin perder calidad. La botella se completa con una etiqueta negra, que le aporta un punto elegante y exclusivo. Y es que la producción de Ambar Centeno, igual que la del resto de cervezas de la colección Ambiciosas, es producción limitada, tiene un carácter temporal y se ha realizado de forma manual y con una fermentación única en España en tinos abiertos. Se trata de composiciones creativas, arriesgadas e innovadoras, que buscan sorprender.