• El medio de comunicación celebró anoche su trigésimo cumpleaños en el CCMD de Valladolid.
  • El presidente de la Junta ha destacado “la profesionalidad” de ICAL y su “riguroso” tratamiento de la información.

La Agencia de noticias ICAL lleva 30 años trabajando en la información de Castilla y León. Para celebrarlo, el medio convocó ayer a un millar de personas en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid. Allí, el director de la agencia, Luis Miguel Torres, destacó siguen ofreciendo un servicio de calidad tanto para la prensa en papel como para los soportes que reclaman más inmediatez y para los nuevos formatos digitales.

En este sentido, Torres confirmó que el medio continúa centrado en la opción tecnológica, con la que se reforzó a partir de 2002. De hecho, el director anunció que, en próximas fechas, la agencia estrenará un portal más accesible con la “ambición de ser más útiles en el servicio, día a día y todos los días del año”. Y es que, el de Ical, es un compromiso de tres décadas con “un empeño real, cotidiano, obsesivo por ser útiles a esta tierra, a sus medios de comunicación y a las aspiraciones de muchos paisanos por conocer y darse a conocer”, aseguró Torres.

Reconocimiento al compromiso humano

El trigésimo aniversario de ICAL también ha servido para otorgar los premios del Compromiso Humano a nueve castellano y leoneses de distintos ámbitos. La directora de teatro Pilar Rodríguez, la piloto de rally, Cristina Gutiérrez, el poeta Antonio Colinas y el bombero Francisco Pérez Rivas han sido reconocidos por su trayectoria. Así mismo, se ha premiado la labor del responsable de Proyecto Hombre, Manolo Muiños, el deportista Javier Soto, el empresario Francisco Rubio, el músico Diego Fernández Magdaleno y la médico María Victoria Mateos.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha sido el encargado de clausurar la gala. En su discurso ha reconocido la importancia de la transmisión de la información cercana y local de la agencia. Entre los principales valores reconocidos a la Agencia Ical, el presidente ha reconocido su profesionalidad en un momento en el que el exceso de información corre el riesgo de “convertirse en algo tan nocivo como la desinformación”. En esta misma línea, el presidente ha defendido el periodismo riguroso que “es el mejor antídoto contra el uso perverso de la información”.