david-jimenez-643x330[1]

Revueltas pasan las aguas por la redacción de El Mundo. Seis redactores de la delegación de Valencia, cinco de la de Sevilla y dos históricos de la de Madrid han engordado las listas del INAEM tras su salida por la puerta del periódico.

Llama la atención a este Cronista que varios periodistas históricos –Lucía Méndez y Fernando Lázaro-exigiesen a David Jiménez que explicase en medio de la redacción del porqué de dichos despidos.  Las salidas de Sánchez-Herrero y Alberto D. Prieto (Internacional) fueron la mecha que encendió el revuelo de la redacción.

Se le achaca a Jiménez el poco tacto a la hora de comunicar despidos. Su mucha experiencia como corresponsal en Asia no significa que la haya adquirido como líder de una redacción. Despedir nunca fue fácil.

Contaba Jiménez la semana pasada en el Westin Palace que el mundo está cambiando. Considero que esa afirmación es más pasado que presente. Ya ha cambiado. Defendió la neutralidad y objetividad de las encuestas de su diario y afirmó que no había ninguna apuesta por ningún partido político tras las recientes acusaciones de su supuesto apoyo al partido de Albert Rivera.

Dudo si Jiménez estará entre las cuerdas. Sí recuerdo que su nombramiento nunca entusiasmó a la redaccíon tras la salida de García-Abadillo. Veremos como acaba el partido.

Unidad Editorial sigue con recortes al igual que ocurre en otros periódicos. El papel sigue en esa lenta agonía que algunos no quieren ver o no quieren públicamente aceptar. Tal vez esa sea la explicación a todo y no tanta alharaca de algunos profesionales.

Dejo una muestra de lo que escribió el actual director de El Mundo en su perfil de Facebook. Recibió innumerables quejas ante el titular de una portada cuando ni siquiera había llegado al sillón de la dirección. 

DAVID JIMÉNEZ FACEBOOK