• El estudio Authentic Brands, elaborado por Cohn & Wolfe, posiciona a la firma aragonesa de electrodomésticos en el quinto puesto en autenticidad
  • El análisis pone de manifiesto que solo el 9% de los consumidores considera que las marcas son honestas

Balay ha demostrado un año más que tiene todos los ingredientes para ser una marca auténtica. Y así lo atestigua la última edición del estudio anual Authentic Brands 2017, elaborado por la agencia de comunicación Cohn & Wolfe en el mercado español. Este ranking, que publica el Top 100 Marcas Auténticas, sitúa a la firma aragonesa de electrodomésticos en el quinto puesto en cuanto a autenticidad. Solo la superan Apple, PayPal, Leche Asturiana y Nestlé.

Balay ha demostrado un año más que tiene todos los ingredientes para ser una marca auténtica. Así lo señalan los consumidores, que son los que han identificado a la marca como poseedora de todos los atributos que definen la autenticidad de una empresa. Siendo estos la calidad, el trato, el cumplimiento de las promesas, la comunicación honesta e íntegra, la protección de la privacidad del cliente y ser una marca genuina y, sobre todo, real.

Top5

Esta percepción se produce, además, en un contexto de gran déficit en la percepción de autenticidad. Y es que, tal y como se desprende del estudio, solo el 9% de los consumidores considera que las marcas sean honestas. Ante esto, la autenticidad se perfila como el gran reto para las empresas.

Tal y como recomienda el estudio, las marcas deben trabajar el trato a los clientes, la protección de su privacidad, cumplir sus promesas, ofrecer calidad, comunicar con honestidad, actuar con integridad y ser genuinas si quieren que mejore la percepción de sus consumidores. Hacerlo supone un salto de calidad importante. Tanto es así que el 94% de los consumidores españoles recompensaría a una marca auténtica, modificando su comportamiento o su actitud hacia dicha marca. Además, por primera vez, el estudio ha desvelado que la autenticidad tendría un impacto directo en las ventas de una compañía, ya que el 56% de los consumidores españoles incrementaría su interés en adquirir productos o servicios de una marca considerada como auténtica.