• La entidad financiera no renovará el espónsor principal de la escudería italiana tras una alianza de ocho años y una inversión directa de casi 300 millones
  • El banco presidido por Ana Botín no solo deja Ferrari, sino que abandona todo su patrocinio en la Fórmula 1

La carrera de Abu Dhabi ha puesto fin a la temporada de Fórmula 1 y también a la relación que Banco Santander mantenía con Ferrari desde hace ocho temporadas. Y es que la entidad financiera ha decidido no renovar el acuerdo con la escudería italiana que finaliza a finales de año, tal y como ha adelantado El Confidencial.

Según fuentes próximas a las conversaciones, Santander no ha aceptado las exigencias de Ferrari, que le ha pedido un esfuerzo adicional a los 40 millones por temporada. La institución financiera, que ha gastado 280 millones por vestir los históricos bólidos rojos, más otra cantidad próxima a los 10 millones de euros por bautizar los grandes premios, no está por la labor de prolongar el acuerdo. Cabe la posibilidad de que Santander continúe con Ferrari como espónsor secundario, pero otras fuentes aseguran que el distanciamiento es actualmente tan grande que lo más lógico es que abandone totalmente el patrocinio del equipo italiano y de la Fórmula 1.

De hecho, el Santander no solo dejará a Ferrari, también se irá de la F1. Hasta ahora, invertía 10 millones de euros en patrocinar grandes premios como los de Gran Bretaña o Brasil, pero tampoco va a prolongar ese acuerdo a pesar del gran rendimiento que han sacado al deporte. Según Juan Manuel Cendoya, director de Comunicación, Marketing Corporativo y Estudios del Santander y vicepresidente de Santander España, la media de retorno en los últimos diez años ha sido entre tres y cinco veces superior a la inversión. Pero al Santander, el juego de la F1 se le ponía demasiado caro y ya no quiere seguir en él.

A partir de ahora, la estrategia del banco queda centrada en el fútbol. En 2016, Santander reforzó su apuesta por el deporte rey al convertirse en title sponsor de LaLiga por unos 15 millones de euros al año. El banco ya estaba presente en esta disciplina en Latinoamérica, donde es socio de la Copa Libertadores, competición a la que incluso llegó a poner nombre.

Banco Santander se gasta unos 450 millones en total en marketing si se incluye la inversión en otros patrocinios, como La Liga y la Copa Libertadores de Latinoamérica, publicidad, actos promocionales, viajes con clientes, empleados y grupos de interés.