• La entidad financiera aragonesa apuesta por una vuelta a los orígenes para renovar su marca y su logotipo con el objetivo de reforzar sus valores y seguir creciendo.
  • La cooperativa de crédito irá cambiando la imagen de sus 231 oficinas y sus sedes corporativas a lo largo de este año y del próximo

Bantierra ha entrado en una nueva fase en la que evoluciona hacia Caja Rural de Aragón. En una vuelta a sus orígenes, pero “sin perder de vista el futuro”, la entidad financiera deja su marca comercial Bantierra y renueva su logotipo. “Estrenamos nueva imagen para reforzar valores y seguir creciendo”, afirman desde la entidad.

Su nuevo logo, que incluirá la palabra Bantierra hasta fin de año, presenta una espiga –símbolo característico de las cajas rurales- más estilizada, moderna y joven. Con ello, desde la cooperativa de crédito quieren hacer también un paralelismo con la innovación que se da en los sectores agrario y ganadero.

Según explican desde la entidad financiera, quieren poner el acento en las tres palabras que forman su nueva marca comercial. ”Somos una caja, una cooperativa de crédito. Somos rural, estamos en el territorio, cerca de nuestros clientes, comprometidos con la naturaleza, el medio ambiente, la sostenibilidad y la lucha contra la despoblación. Y somos Aragón, nuestra pasión”, comentan.

Bantierra, surgida en el 2012 de la fusión de Multicaja y Cajalón, ha estrenado ya su nueva marca comercial en su web su nueva marca comercial. A lo largo de este año y del próximo, la caja rural irá cambiando los rótulos de sus 231 oficinas y sus sedes corporativas.