Beatriz García Reyes Everyone

Beatriz García Reyes (Everyone): “Invertir en accesibilidad es invertir en calidad”

Everyone está especializada en consultoría y formación en accesibilidad para las personas. Están convencidos en que de nada sirve tener un producto y/o servicio accesible si no lo comunicas y si los empleados, que son la cara visible de la empresa, y que también comunican, no saben el por qué de las cosas y el cómo atender a todo tipo de clientes, independientemente de sus capacidades. Hoy entrevistamos a su Directora, Beatriz García Reyes.

En la era de la comunicación global poco se habla de sus barreras, ¿Con qué ruidos y muros se encuentran las personas con discapacidad?

La principal barrera en general, es la formación en materia de accesibilidad y usabilidad de los profesionales, y de ésta derivan todas las demás. Esto ocurre no sólo en Comunicación, sino en casi todos los sectores, ya que normalmente se asocia accesibilidad a “poner una rampa” y esta materia va mucho más allá.

En términos generales, ¿Están actuando las nuevas tecnologías como facilitadores de inclusión? ¿O discriminan a una parte de la sociedad aumentado así la brecha entre personas con o sin discapacidad?

Depende, las TIC serán facilitadoras de inclusión si se diseñan desde el origen de manera que puedan ser utilizadas por todas las personas, en la mayor extensión posible, sin necesidad de adaptación ni diseño especializado, es decir si se aplica el Diseño Universal o diseño para todas las personas. Aunque, en ocasiones, serán necesarios productos de apoyo para grupos particulares de personas con discapacidad.

El acceso a las nuevas tecnologías es un derecho de toda la ciudadanía recogido en el Real Decreto Legislativo por el que se aprueban los derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social y, a día de hoy, hay muchas personas, no sólo con discapacidad, que las nuevas tecnologías  las han dejado fuera de juego, como por ejemplo personas de edad avanzada o personas sin conocimientos tecnológicos. 

En este contexto desarrolla su actividad Everyone. No es muy común encontrar agencias en este ámbito de actividad,  ¿Sobre qué propósito pivota su acción socioempresarial?

Nosotros creemos en #JuntosSomosMás y en el derecho que tenemos todas las personas en vivir nuestras ciudades y ello conlleva participar activamente en todo lo que en ella suceda.

Los profesionales debemos  estar formados y preparados para atender y recibir tanto a nuestros ciudadanos, como a nuestros visitantes, ya que la “atención al público” es una pieza fundamental en el sector servicios. 

Por parte de instituciones y empresas, ¿Se implican en que los más de tres millones de personas que tienen una discapacidad puedan gozar de una comunicación y la información, o miran para otro lado?

Como comentamos anteriormente no sólo las personas con discapacidad se benefician de que la comunicación sea accesible, el número de personas discriminadas por este motivo asciende cuando se observa con detenimiento.

Dentro de los sistemas de comunicación e información hay muchas parcelas que están regladas por normativa pero hay otras que entran dentro de la Responsabilidad Social Corporativa de las organizaciones y que en su gran mayoría, están siendo obviadas ya que no son conscientes del gran beneficio empresarial que supone invertir en materia de accesibilidad.

Hoy en día hay normativa pero no hay sistemas de inspección y sanción ya que no hay suficiente personal preparado para asumir estas funciones.

Creo que las organizaciones no implementan accesibilidad por desconocimiento de sus obligaciones y de sus beneficios sociales y económicos, no por un “mal hacer”.

¿Qué tipo de clientes se interesan por formarse y dejarse asesorar en esta materia? ¿Qué servicios les ofrece para una sociedad más accesible?

Hasta hace relativamente poco tiempo los profesionales interesados en la formación en materia de accesibilidad procedían de ramas técnicas (arquitectos, ingenieros, aparejadores,… ), sociales (trabajo social) o asociaciones de personas con discapacidad, pero ya este perfil se está abriendo a empresas dedicadas al sector servicio. 

Hace poco tuve el placer de dar clase en el curso de “Experto en organización de eventos, protocolo y comunicación” de la Universidad Internacional de Andalucía, y esta semana participaré en la jornada “Diseñando ciudades y pueblos para todas las personas. Recursos turísticos accesibles”, de la mano de Carmen Fernández de Fundación ONCE y de la Asociación de hoteles de Sevilla y provincia. Esto significa que algo está cambiando. 

Hay que tener en cuenta que hoy en día, las personas con necesidad de accesibilidad consultan a otras personas en sus mismas circunstancias antes de consumir. No hay mejor canal de comunicación en este sector que un buen boca-oreja, ya que por desgracia, en mucha ocasiones se ofertan productos/servicios accesibles que en realidad no lo son.

Desde Everyone acompañamos a las empresas e instituciones a que la cadena de valor no se rompa debido a la “no accesibilidad” y poder llegar a ser  organizaciones inclusivas.

En el plano práctico, ¿Qué buenas prácticas se deberían implementar para una comunicación accesible e inclusiva?

Lo primero es utilizar un lenguaje no estigmatizante. La sustantivización de la discapacidad es discriminatoria. 

Las personas con discapacidad no son sólo su discapacidad, es una condición de su persona pero no la única. También debemos evitar palabras o titulares como “Un discapacitado roba un banco” ya que aporta lo mismo que decir “Un negro roba un banco” o “Un homosexual roba un banco “ y esto evidentemente, ya no se dice porque es discriminatorio.

La comunicación inclusiva abarca muchos aspectos, desde la redacción de un texto, pasando por la utilización del texto alternativo para la descripción de imágenes, señal de alarma acústica y visual, … hasta el diseño de las webs y mucho más. 

Lo importante es que los directivos interioricen la accesibilidad y la implementen en todo el proceso de gestión  de calidad. Para Everyone invertir en accesibilidad es invertir en calidad.

Finalmente, en el campo del lenguaje parece por fin asimilado la palabra “discapacidad”, es decir, “personas con distintas capacidades”, pero en los eventos  ¿se es consciente de que un acto no es sostenible si no es accesible?

Evidentemente no, la sostenibilidad normalmente está asociada a temas medioambientales, pocos lo asocian a la inclusión. La realidad es que se teoriza sobre Accesibilidad e Inclusión pero no se pone en práctica, y ya vamos tarde. 

Ahora con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que persiguen la igualdad entre las personas, proteger el planeta y asegurar la prosperidad como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible, se recogen la accesibilidad, la inclusión, así como las personas con discapacidad (colectivos vulnerables)

¿Qué se debería contemplar?

Para que un acto sea accesible debe serlo en su experiencia completa, es decir, desde el momento que decido asistir y busco información en internet hasta que regreso a mi casa. Si en un momento determinado la cadena de accesibilidad se rompe, la persona no podrá asistir al evento. 

Esto conlleva que la accesibilidad sea gestionada de manera transversal en las administraciones e ir de la mano con el sector empresarial y los colectivos implicados. Es un gran esfuerzo por parte de toda la ciudadanía pero también es un derecho.

Si tenemos empatía o si pensamos por un momento que podemos ser nosotros los que necesitemos de accesibilidad, estoy segura que nadie se negaría a ser inclusivo.

Muchas gracias

Quizá te interese:
Banner SOS

Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú