• El club de baloncesto presenta su campaña de abonados para la próxima temporada, protagonizada por la imagen más ‘salvaje’ de Henk Norel
  • Se ha hecho una apuesta por las familias y los jóvenes, a las que animan a convertir el pabellón Príncipe Felipe en un auténtico fortín

Con el lema Bienvenidos al infierno rojo y retomando la idea de que el pabellón Príncipe Felipe se convierta en un fortín, el CAI Zaragoza ha presentado su campaña de abonados para la próxima temporada. El gerente del club aragonés, Jesús Aznar, y el director de Marketing, Miguel Mur, han sido los encargados de revelar las líneas maestras de una acción que cuenta con la imagen más salvaje de Henk Norel, con una clara apuesta por la Grada Joven.

“Mediante la campaña queremos que el pabellón se convierta en un fortín la próxima temporada. Queremos fidelizar más a nuestros abonados y seguir creciendo para que cuando los equipos vengan aquí nos respeten aún más y se cumpla lo que reza nuestro eslogan”, ha explicado el gerente del club.

Mur ha añadido que el principal objetivo es crecer, “manteniendo la masa social que ya tenemos de 7.523 abonados y que consideramos que está muy bien para cómo está el baloncesto en España”. En este sentido, el responsable de Marketing del club ha comentado que uno de los aspectos más atractivos de la campaña es la financiación del abono, con una línea especial a través de Ibercaja: “Pretendemos que el abono no sirva sólo para venir al baloncesto, por lo que vamos a incentivar las ventajas para los abonados con los patrocinadores y empresas colaboradoras”, ha explicado Mur.

Para lograr ese crecimiento, se han diseñado unas líneas maestras que pasan, principalmente, por dos grupos sociales: “Queremos fomentar mucho más la asistencia para convertir el pabellón en ese infierno rojo. En ese sentido, hemos reforzado a dos colectivos que siempre han funcionado muy bien y que todavía tienen capacidad de crecimiento: las familias y los jóvenes”, ha indicado el director de Marketing, que ha informado de que se han incrementado los descuentos que recibían las familias. “Para los jóvenes, prácticamente hemos duplicado la capacidad de la Grada Joven, que teníamos llena, junto a los Inchas Lleons para que sean el centro de animación del pabellón y contagien su espíritu”, ha añadido Mur.