• La compañía del Somontano ha apostado por una botella Rhin, más alta y esbelta, con una nueva etiqueta moderna y más juvenil
  • El renovado diseño tiene en el viñedo su elemento esencial y diferenciador y destaca claramente el nombre de la variedad de la uva, descrito en tres líneas

Bodega Pirineos ha presentado su nuevo blanco Gewürztraminer de la añada 2016, elaborado con un 100% de esta uva centroeuropea. Además, la nueva añada de Pirineos Gewürstraminer 2016 viene unida a una renovada imagen que comprende no solo la etiqueta si no también la botella que le confiere una presencia atractiva, juvenil y singular que sorprende al verla.

La botella Rhin, más esbelta, alta y alargada que la anterior se culmina con una etiqueta muy cercana al nuevo diseño de la gama Pirineos. Oscura, con el viñedo como elemento esencial y diferenciador, destaca claramente el nombre de la variedad de la uva, descrito en tres líneas.

La compañía ha querido realizar un juego basado en la pronunciación coloquial: Ge- würz- traminer. La sílaba inicial Ge se potencia con el color oro de la uva madura y sirve como marca identificativa del vino. La sílaba würz, la que con menos énfasis se pronuncia se aligera imprimiéndola con un barniz transparente aportando una alegoría de la limpieza del vino. Y, por último, la sílaba traminer adquiere protagonismo abarcando el ancho de la etiqueta y representada por el color gris que asemeja las brumas de Somontano.

Este vino blanco se presenta con un sabor largo, suave y muy afrutado. La firma recomienda consumir este vino de color oro con tonos verdosos a una temperatura de 8ºC. Marida a la perfección con aves, quesos grasos y con comidas asiáticas.