• La firma de Cariñena ha lanzado al mercado ‘Care Nouveau’ un vino de maceración carbónica, fresco, ligero y muy frutal, como el público al que se dirige
  • La etiqueta de la botella, obra de la joven Inés Marco, refleja también la vocación por el arte y por el apoyo a los jóvenes creativos aragoneses

Bodegas Care ha hecho una apuesta por la juventud. Así, con el objetivo de llegar a los paladares más jóvenes y sin perder la referencia a la cultura e identidad aragonesa, la bodega de Cariñena ha lanzado al mercado Care Nouveau, un vino que refleja esa apuesta por la juventud tanto en sus características como en la etiqueta de su botella.

Así, orientada desde la tradición hacia un nuevo consumidor, la imagen de marca de Bodegas Care se representa en diversas caras, obras artísticas sincretistas, originales y singulares, características que mantiene la etiqueta creada por la joven Inés Marco para el nuevo vino. El diseño de la creativa aragonesa –ganador del concurso realizado por la bodega en colaboración con la Escuela Superior de Diseño de Aragón– trata de plasmar la fuerza del producto a través de los colores elegidos. De esta manera, desde Bodegas Care ponen de manifiesto también su pasión por el arte y su apuesta por los creativos noveles de esta tierra.

Porque además, según explican desde la bodega, “este es un vino que nace por y para los jóvenes de universidades y escuelas profesionales que quieren adentrarse en la cultura del vino, sello de identidad de nuestro Aragón”. En este sentido, Care Nouveau es un vino de la variedad garnacha y está elaborado con maceración carbónica, para sorprender a través de su juventud, frescura y ligereza. Y es que gracias al carbónico, se obtienen vinos agradables y poco astringentes, de baja acidez y pocos taninos, con coloración intensa -por su largo contacto con los hollejos-, tonos violáceos, brillantes y de capa alta, así como de aromas especialmente afrutados y florales.