• El informativo más madrugador de Aragón TV afronta cada mañana el repaso más completo y el análisis más profundo de la actualidad de la comunidad autónoma
  • El espacio presentado por Pablo Carreras y Pilar Estopiñá ofrece una media anual de 750 conexiones en directo y más de 500 entrevistas

Buenos días Aragón, el informativo más madrugador de Aragón TV, alcanza el jueves, 2 de junio, su emisión número 2.000. Desde mayo de 2006, cada día, de lunes a viernes, a partir de las 8 de la mañana y durante dos horas, este programa afronta el reto de contar en directo lo que ocurre en la comunidad, entrevistar a los protagonistas de la actualidad y analizar lo que acontece desde la pluralidad con un equipo de 37 colaboradores.

Pablo Carreras y Pilar Estopiñá, presentadores de Buenos días Aragón, consideran que la principal dificultad de un informativo de estas características es la necesidad de reaccionar de manera inmediata ante cualquier noticia imprevista “sin tener un gran margen de tiempo de preparación o análisis”. Esta dificultad —explican— “se convierte en un valor añadido: nos obliga a estar siempre al cien por cien, a ser rápidos en nuestras decisiones y valoraciones”.

Para mantener este nivel y este ritmo durante 2.000 programas, Buenos días Aragón cuenta con equipo muy bien engranado que -desde las cinco de la mañana, cuando entran los primeros- sabe perfectamente qué tiene que hacer y cómo reaccionar ante cualquier imprevisto.

El informativo matinal de la autonómica aragonesa ofrece cada año una media de 750 conexiones en directo con el lugar en el que está la noticia y más de 500 entrevistas. La audiencia ha ido creciendo de forma progresiva en una franja difícil, con una amplia oferta informativa en las cadenas estatales. Para Pablo Carreras, la clave del éxito está en “la cercanía, la seriedad, el rigor, y la frescura con la que cada día intentamos transmitir la actualidad. Un trabajo que también tiene vocación de servicio, con la información del tráfico que nos ofrece la Policía Local, el tiempo -que nos cuenta cada mañana David Fernández-, o la prensa -que nos resume a diario la periodista Raquel Fuertes-“.

A lo largo de estos 2.000 programas han vivido anécdotas y situaciones complejas que, como apunta Pilar Estopiñá, han sabido sobrellevar con la seguridad que “te da la experiencia”, que supone “un pequeño “colchón” de confianza, de saber que ya somos capaces de salir de muchas situaciones”.

Buenos días Aragón tiene dos partes bien diferenciadas: la información y la opinión. Para esta segunda, y siguiendo su voluntad de cercanía, el programa intenta contar con el protagonista o los protagonistas del día. Además, los viernes dan otra vuelta de tuerca al programa y -sin perder la tensión de la actualidad- dedican la entrevista y la opinión a la cultura, dando voz a quienes en Aragón trabajan por ella y sirviendo de altavoz para conocer qué ocurre en este campo en la comunidad. Una tarea en la que hace hincapié Ainhoa Irarragorri, con su agenda semanal de propuestas.