• Su innovación y su facilidad de encontrar en el punto de venta han hecho que hayan estado muy presentes en la cesta de la compra
  • Coca-Cola continúa siendo la marca más comprada en España, según la quinta edición del informe Brand Footprint de Kantar Worldpanel

Las marcas Buitoni, Oikos, Serrano y Valor son las que más triunfaron el año pasado, tanto entre los consumidores como en su presencia en las baldas de los supermercados. Según la quinta edición del informe Brand Footprint, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel, estas han sido las enseñas que más crecieron en el ‘súper’ en 2016.

Buitoni ganó un 44% de compradores, tras la incorporación a su portfolio de algunas de las referencias de La Cocinera, y Oikos sumó un 21% más de fieles, gracias a su oferta de griegos. Serrano creció el 12% y Valor, el 11%. Todas ellas “han estado más presentes en la cesta de la compra gracias a la innovación, a ser más accesibles en el punto de venta y llegar a nuevos públicos”, han señalado en la consultora.

Este estudio mide cada año cuáles han sido los productos más comprados por los españoles a la hora de llenar la despensa.

En 2016, como en la pasada edición, Coca-Cola fue la marca más comprada a nivel global, con 140 millones de contactos al año. Tras Coca-Cola destacan las marcas de productos lácteos y los de comida rápida, tales como El Pozo, Campofrío, Central lechera Asturiana y Activia. La lista de las diez primeras marcas la completan Don Simón, Gallo, Danone y Puleva.

Según los datos de Kantar, de las 19 marcas del ranking que han aumentado sus contactos con el consumidor en 2016, el 71% incrementó su inversión en publicidad y el 58% aumentó sus ventas en promociones.