No legislar en caliente no sé si es una tontería, una excusa o ambas. Por otra parte el que escribe ha considerado utilizar esta fórmula – no escribir en caliente- para evitar utilizar términos que no serían propios de un medio como Extradigital.

Viene de atrás. Las horas dedicadas a verter trapos sucios sobre la familia Quer y que luego hemos descubierto que eran falsos abrió la veda al ‘todo vale’. El periodismo ha sido más respetuoso en el ‘caso Gabriel’ pero siempre nos hemos encontramos lamentables excepciones.

En ‘Sálvame’ -con la ideóloga Paz Padilla a la cabeza- dejaron esta semana aparcadas a sus ‘Chabelitas’ y cotilleo barato para dar paso a una mesa de análisis del caso Gabriel. El domingo habían encontrado el cuerpo del pequeño y los forenses de la televisión tenían que salir a escena. Había que exprimir el tirón mediático y subirse a un carro aunque no fuese propio de los contenidos habituales del programa.
El espíritu Oprah Winfrey aterrizó sobre Paz Padilla y pensó que, al menos por un día, engrosaría y completaría el pódium junto a Ana Rosa Quintana y Susanna Griso.

Es difícil llegar a la rigurosidad y respeto hacia un acontecimiento luctuoso viniendo del ‘No te rías que es peor’ o de una de las ediciones de ‘Gran hermano’ pero sería la primera vez que a don Vasile se le pone algo por delante.

La mesa de análisis contó con tres analistas de altura. La inmadurez vestida de Campos en la persona de Terelu, Mila Ximénez que me sorprende que aceptase y la ya experta en asuntos de este tipo, Lyidia Lozano. Recordemos que esta última ha jugado y enriquecido miserablemente durante años con el ‘Caso Ylenia’. No podía dejar pasar en esta ocasión tan suculenta oportunidad.

La apuesta y sus apreciados análisis tuvieron su resultado porque consiguieron su récord de audiencia en este año. Don Paolo que vio filón aupó el martes a Carlota Corredera para seguir la estela del lunes. “Ya que te quito ‘Cámbiame’, que no ven ni los familiares de los protagonistas, te voy a dar un caramelo para aliviar tu disgusto” pensaría el inteligente italiano y ella aceptó.

Ahora toca esperar. Han abierto camino y sólo es cuestión de tiempo que la mesa de análisis de estos expertos regrese al plató con el próximo caso fruto de algún indeseable suelto.