• Simón Casas Production ha vuelto a sorprender retratando a los toreros que componen el ciclo con una técnica que emula las instantáneas de la época de Belmonte y Lagartijo
  • La acción, que también cuenta con un ‘making of’ y spots, puede verse en muppys, vallas, lonas, estaciones y autobuses

La empresa Simón Casas Production ha vuelto a apostar por una sorprendente campaña de Alquimia y Oro para anunciar a los toreros que componen la programación de la Feria Taurina del Pilar de Zaragoza 2016. Ya en 2015, la empresa que regenta el coso de la Misericordia dio un vuelco a la comunicación y el marketing taurino con una campaña diferente, tanto en el contenido como en la forma. Una acción que tuvo una enorme acogida entre los medios y los asistentes a la plaza (que se vieron incrementados en más de un 20%) y que cambió la manera de anunciar los espectáculos taurinos.

Fiel a ese estilo, la campaña de Simón Casas Production para esta Feria del Pilar ha hecho pasar a once toreros por el estudio de Teseo Comunicación para ser fotografiados por el artista Joserra Lozano con la técnica del Colodión Húmedo. Una técnica que data del 1851 y que cambió la manera de fotografiar en aquella época. Una cámara de gran formato antigua, placas de cristal y metal, químicos y formulación y toreros dispuestos a verse como los toreros de la época de Lagartijo, Belmonte o Joselito el Gallo.

Morante de la Puebla, Cayetano, Enrique Ponce, Alejandro Talavante, la joven rejoneadora francesa Lea Vicens, Juan José Padilla, José Garrido, López Simón, David Mora, Rafaelillo y Ginés Marín han visto como su imagen se construía entre productos químicos con un aspecto único y de una calidad excepcional. En una era digital donde las cámaras de los teléfonos u otros dispositivos están tan al alcance de la mano, y permiten usar filtros para ser vintage, retro o retocar para “parecer” más bello o bella, la campaña Alquimia y Oro reivindica con este proceso los valores de la tauromaquia. Autenticidad, una única verdad y sin filtros, una tradición…

La acción promocional consta de un making of y spots enseñando el proceso y tendrá una visibilidad total en muppys, vallas, lonas, estaciones, autobuses llevando la tauromaquia una vez más a la normalidad de las calles de Zaragoza.