• La compañía burgalesa registra en unos meses la salida de buena parte de sus responsables en áreas como Comunicación, Tecnologías de la Información o Marketing.
  • Según El Economista, algunos de los altos cargos habrían emprendido acciones legales contra la compañía por un ERE encubierto.

Según publica El Economista, Campofrío pierde a buena parte de su equipo de directivos. Y esto ocurre en tan solo unos meses. Si ya el pasado mes de noviembre conocíamos la salida de Jaime Lobera, Director de Marketing, ahora hemos sabido que la compañía ha perdido a Pilar Larrea, directora de Comunicación.

Asimismo, han dejado la empresa Luis Montesinos, director de Tesorería; Mónica Zai, directora de Operaciones; Javier Álvarez, director de Tecnologías de la Información; Luis Fernández, director de las grandes cuentas internacionales; Paulo Serra, director de Innovación; Arnaud Fontaine, director de Calidad en Francia. Además, han dejado la empresa varios directivos del área de Compras, Recursos Humanos, Marketing y Jurídico.

Estos movimientos suponen ahora que Campofrío, que de momento no se ha pronunciado, reestructure su cúpula e incorpore a nuevos fichajes que ocupen los citados puestos de dirección.

Por otro lado, según El Economista, algunos de los directivos han emprendido acciones legales contra la compañía denunciando un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) encubierto y están pendientes de juicio. Al frente de la empresa, controlada por el grupo mexicano Sigma, continúa como consejero delegado Paolo Soares, que tendrá que dar respuesta a la situación tan difícil por la que pasa la compañía.