• La bodega, perteneciente a Matarromera, ha presentado en Madrid un nuevo caldo con ‘una peculiaridad y una personalidad inigualables’.
  • El nombre Garugele procede del viñedo donde nace, plantado en el año 1940 y seleccionado personalmente por Carlos Moro para elaborar un tinto Tempranillo de excelencia.

El vino más premium de Carlos Moro. Así han presentado hace unos días en Madrid la última novedad de la Bodega Carlos Moro, Garugele. Un vino que, dicen, posee “la exclusividad y las características del viñedo del que procede y una peculiaridad y personalidad inigualables”.

La bodega, perteneciente a Bodegas Familiares Matarromera, ha explicado que el nombre Garugele procede del lugar exacto donde surge este vino, un viñedo en vaso plantado en el año 1940, seleccionado personalmente por Carlos Moro para elaborar un tinto Tempranillo de excelencia. Todo comienza en el viñedo, en el que tiene lugar una vendimia manual en cajas, previa a una doble selección, primero de racimo y luego grano a grano.  

Lo que hace especial a este vino es que la superficie del viñedo es sólo de 1,65 hectáreas. Eso, y su bajo rendimiento, implican una limitada producción de 6.658 botellas. De esta forma, la elaboración está dirigida a conservar y remarcar las características diferenciales del viñedo.