• El nuevo proyecto de la coalición pretende atender a las demandas de los consumidores cuando acceden a sitios web
  • La iniciativa, que verá la luz en junio de 2018, también permitirá comprobar que la industria se ciñe a los estándares de la agrupación

La Coalición para la Mejora de los Anuncios (Coalition for Better Ads) ha dado a conocer su nuevo proyecto para 2018, que ha bautizado como Programa para la Mejora de la Experiencia Publicitaria, según ha informado IAB Europe. Los objetivos están centrados principalmente en mejorar la experiencia de los consumidores cuando accedan a sitios web y cerciorarse de que los diferentes agentes de la industria se ciñen a los estándares de la agrupación.

La coalición, que lucha diariamente por mejorar la calidad publicitaria en Internet, cuenta con el apoyo de grandes marcas como Facebook o Google. En un intento de ir más allá, ha desarrollado Better Ads Experience Program, que certificará a los editores web que acepten la no utilización de anuncios intrusivos recogidos por los estándares. Su modo de funcionamiento se basa en registrar a aquellas compañías con certificación de no tener publicidad contraria a las normas.

Con esta actividad se pretende cumplir otra meta: conocer quiénes cumplen los estándares de la Coalition for Better Ads y quiénes no. No obstante, si se encontrase algún problema de cumplimiento, la empresa infractora será notificada, teniendo la oportunidad de solucionar la violación o de buscar un mecanismos independiente de resolución de conflictos ofrecido también por el programa.

Townsend Feehan, CEO de IAB Europe, ha manifestado su deseo de que “los estándares de la Coalición sean ampliamente implementados a través del ‘Programa para la mejora de la Experiencia Publicitario”. En su opinión, la clave del éxito reside en “proporcionar una guía clara y transparente sobre cómo participar en el programa”, así como la adopción “de un papel más amplio por parte de la coalición.

Para Townsend Feehan “el proyecto permite identificar los tipos de experiencias que los usuarios europeos no quieren recibir”. La investigación puesta en marcha por la Coalición ha identificado qué tipos de anuncios molestan más a los consumidores, tanto en la versión móvil como en el escritorio. En esta última aparecen los anuncios emergentes, los vídeos de reproducción automática con sonido, los que aparecen al principio con cuenta atrás y los de gran tamaño. Por su parte, en la web móvil perturban todos los anteriores además de los de una densidad mayor al 30%, animadores intermitentes, scroll a pantalla completa y con cuenta atrás a final de un spot.

Estos datos permiten a los anunciantes y editores conocer las preferencias de los consumidores. Así  lo ha ratificado Feehan, quien señalaba que la investigación proporciona “información valiosa para la evaluación de los tipos de experiencias publicitarias que los usuarios europeos estaban recibiendo”. Pero lo más importante es que permite “identificar los tipos de experiencias que los usuarios europeos no quieren recibir”, aclaraba.

El programa verá la luz en junio y la adscripción al mismo será de forma totalmente voluntaria. El resto de pormenores que lo conforman, como el proceso de registro o las tarifas serán revelados cuando entre en funcionamiento.