• Tiene una capacidad de un litro e incorpora un tapón de aluminio por primera vez en Europa
  • Se produce en la planta de Coca-Cola European Partners Iberia en Bilbao

Coca-Cola ha puesto en el mercado una botella de vidrio de un litro, no retornable, con tapón de aluminio, exclusiva para el consumo en el hogar. El objetivo es ofrecer nuevos formatos que se adapten a las demandas de los consumidores, según ha informado la multinacional americana. El nuevo formato está especialmente diseñado para el consumo en el hogar en fiestas o encuentros familiares, y ya puede adquirirse en supermercados e hipermercados en toda España.

La producción de este nuevo formato se realiza inicialmente, en exclusiva, en la planta que Coca-Cola European Partners Iberia tiene en Bilbao. Para ello ha sido necesario adaptar la línea de vidrio, tarea que ha requerido la inversión de un millón de euros. Con el lanzamiento de la botella de un litro, Coca-Cola ofrece diferentes alternativas a los consumidores que pueden ahora optar por “un formato familiar más reducido y sencillo de transportar y de almacenar en los frigoríficos”.

Carmen Gómez-Acebo, gerente de Desarrollo del Canal de Consumo Futuro de la marca ha explicado que “Coca-Cola ha decido innovar ofreciendo nuevos formatos a los consumidores que se adaptan a los diferentes momentos de consumo y ha elegido a España para poner en los lineales este nuevo envase”.

Para este nuevo formato, que incorpora tapón de aluminio por primera vez en Europa, Coca-Cola ha decidido apostar por el vidrio frente a otros materiales utilizados por la compañía, un material respetuoso con el medio ambiente, ya que la botella es reciclable. Los consumidores encontrarán este formato para las variedades Coca-Cola regular, Coca-Cola cero y Coca-Cola light.