• La marca busca romper la temporalidad de su producto con la nueva campaña ‘Algo maravilloso va a pasar’
  • La iniciativa, que está protagonizada por la actriz Leonor Watling, es la primera que realiza la agencia M&CSaatchi para la firma

Codorníu se anticipa a la Navidad. Por primera vez en la historia, la marca de cava estrena campaña en el mes de septiembre. Bajo el claim Algo maravilloso va a pasar y con la actriz y cantante Leonor Watling como protagonista, la compañía rompe con los tópicos y persigue desestacionalizar el consumo de este producto -muy concentrado y asociado a los momentos de celebración durante la época navideña-, así como acercarse a un público más joven.

Con un toque mediterráneo y de lo más desenfadado, Codorníu quiere reforzar el posicionamiento de la marca, por el que apostó hace ya un par de años, y transmitir el mensaje de que existen muchas ocasiones para celebrar, más allá de fechas señaladas o la Navidad.

Para dar cuerpo a esta actitud ha sido elegida Leonor Watling, actriz que comparte con el cava Anna de Codorníu valores como la elegancia, la frescura y la decisión, según los responsables de la marca. En el spot, la actriz recuerda al público que siempre hay algún motivo para celebrar y que el único secreto reside en la actitud, en tener ganas de que las cosas buenas sucedan. Y lo hace escondiendo botellas de cava para sorprender a una persona especial en un momento inesperado, y que cuando ésta encuentre la botella sepa con certeza que algo bueno va a pasar. El mensaje es una llamada al positivismo y a buscar razones para sonreír y celebrar en nuestro día a día.

La campaña, la primera ideada por la agencia de publicidad M&C Saatchi para Codorníu, se ha lanzado mundialmente vía Youtube. Empezará a emitirse en televisión en octubre y, durante varias épocas del año, estará presente en cadenas nacionales e internacionales. El formato vídeo y tendrá amplificaciones 360º en todos los puntos de contacto con el consumidor tanto en off como en online.

Algo maravilloso va a pasar recupera la emotividad de los anuncios de la marca de los años 70. “Desde el principio fue todo un desafío conseguir plasmar ese momento de anticipación a la celebración, la importancia de recuperar esa ilusión por celebrar. Gracias a la ayuda de Leonor, lo conseguimos. Creamos historias cotidianas y próximas al público para conseguir esa empatía que logra conmover. Cuando alguien encuentra una botella de Anna de Codorníu significa que algo bueno va a pasar”, ha comentado Andrés Martínez, director creativo de M&C Saatchi.