• Está previsto que Aragón TV emita el nuevo programa de Factoría Plural este otoño
  • El espacio presenta la aventura que viven unos ganaderos y unos veterinarios durante la trashumancia

Factoría Plural ha comenzado las grabaciones del programa Un hotel de mil estrellas, que Aragón TV tiene previsto emitir durante el presente otoño. Bajo el género factual, se presenta una gran aventura entre ganaderos y veterinarios que viven juntos la experiencia de la trashumancia. En las primeras jornadas Un hotel de mil estrellas acompañará a los ganaderos del Valle de Hecho a recoger su ganado desde las cimas del Valle a sus granjas. Una tradición ancestral, que ha servido a nuestros estudiantes de veterinaria, como pequeño entrenamiento para enfrentarse próximamente a las tres grandes rutas trashumantes.

Posteriormente, el programa partirá con Judith Ballarín, una joven ganadera, desde la Alta Ribagorza hasta la Comarca de la Litera en Huesca. Dos estudiantes de veterinaria compartirán su trayecto, sus aventuras, dificultades y diversiones. Unos días después será el ganadero Alberto Suils quien realice un trayecto similar desde Castejón de Sos a Zaidín, con otra pareja de jóvenes veterinarios. A principios de noviembre las cámaras de Un hotel de mil estrellas serán testigos de la aventura más larga y dura, la familia Belenchón lleva su ganado desde tierras turolenses a La Carolina en Jaén durante más de 24 días.

A través de estas cuatro rutas se mostrará quiénes y cómo son los pastores trashumantes, por qué se dedican a esta antigua práctica ganadera y viviremos con ellos las duras y frías noches al raso, cuando se tienen que alojar en los llamados “hoteles de mil estrellas”, así como los extenuantes desplazamientos acompañando al ganado. Porque la trashumancia no es solo una actividad económica: también es una forma de vida.

El programa reta a un grupo de estudiantes de veterinaria, urbanitas del siglo XXI, a que realicen el viaje de su vida, acompañando a los pastores. Los estudiantes aplicarán los conocimientos adquiridos en clase en problemas que puedan surgir durante el trayecto: parto de animales, torcedura de patas o cualquier tipo de herida que afecte al ganado… La estrecha convivencia durante el recorrido y el contraste de personalidades entre los pastores trashumantes y los jóvenes estudiantes dará lugar a situaciones sorprendentes e incluso divertidas. Una enriquecedora experiencia vital y una aventura que cambiará a ambos para siempre.