Si mañana me metiesen en prisión iba a encontrarme a media España que anteriormente había conocido por televisión. Los últimos Ruiz- Mateos y Kiko Sánchez Luna (ex medallista olímpico y edil del PP).

Vamos al lío que diría mi querido Melchor Miralles. ¡Qué alegría tenía ayer Zaragoza! Ciudad de primera yendo al campo para animar a su equipo de segunda. Sólo queda un partido.

La euforia en la ciudad me parece magnífica. Ahora sólo les pido que no me odien. No me odien por reprochar a algunos seguidores que tenemos una afición de tercera. No sólo debemos estar en las buenas sino animar en los malos momentos. Eso hace grande a una afición.

No se enfaden conmigo que sino pediré mi ingreso en prisión.