RTVE emitirá finalmente la final de la Copa del Rey, que enfrenta este sábado en el Benito Villamarín al FC Barcelona y al Valencia CF (21.00 horas), después de que se procediese este viernes a la apertura del sobre que contenía la oferta presentada por Mediapro para obtener los derechos de retransmisión y de que se confirmarse que RTVE ha sido el operador que ha planteado “la propuesta económica de mayor cuantía”, ha confirmado la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Según explica el organismo federativo, podrían “concurrir causas de incompatibilidad para la emisión de dicho partido por parte de Mediapro”, según prevé el Real Decreto Ley 5/2015.

El sobre con la oferta de Mediapro ha sido abierto esta tarde en la sede de la RFEF, en presencia del notario y de la representación legal de la citada compañía. “En estos momentos es imposible, por falta de tiempo, convocar a los cuatro operadores para proceder a nueva ronda de ofertas”, indica la RFEF.

El Juez del Juzgado nº 12 de lo Mercantil de los Juzgados de Madrid dictaminó que este viernes debía abrirse el sobre nº 2 de la oferta presentada por Mediapro, para lo que citó a la RFEF y a la compañía en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).

El pasado lunes el juez dictó un auto ordenando a la Federación suspender el concurso y admitir a Mediapro entre las ofertas a considerar para dicha adjudicación. Así, el juzgado fallaba a favor de las medidas cautelares solicitadas por Mediapro ante su exclusión del concurso de adjudicación de los derechos audiovisuales de la final de la Copa del Rey.

El 10 de mayo la RFEF anunció que Radiotelevisión Española (RTVE) ofrecería el encuentro. Sin embargo, en el auto con fecha 20 de mayo, al que tuvo acceso Europa Press, el juez ordenaba a la organización deportiva incluir a la compañía de Jaume Roures entre las ofertas a considerar, retrotraer las actuaciones “al momento inmediatamente anterior al acuerdo” adoptado por la Federación y que supuso la exclusión de la oferta realizada por Mediapro.

Asimismo, el auto del juez ordenaba a la RFEF que, después de incluir a Mediapro en el concurso, “tramite de nuevo la adjudicación de los derechos televisivos conforme al procedimiento previsto”.