• La nueva identidad visual de la compañía postal es más sencilla, abierta y digital, adaptada a las necesidades que implica su transformación
  • La actualización del logo –desarrollada por la consultora Summa- mantiene la cornamusa y la corona, así como el amarillo, su color corporativo, para mantenerse reconocible

Correos estrena imagen de marca. La compañía ha presentado su nueva identidad visual corporativa, que tiene como objetivo abanderar los nuevos tiempos que vive la empresa postal. En los últimos cuatro años, se ha transformado, pasando de ser una empresa eminentemente postal, a una empresa que gestiona más de 160 millones de envíos al año. Este cambio en el paradigma de la empresa ha impulsado a la compañía a adaptarse a las demandas que la sociedad ha venido requiriendo en los últimos tiempos, como la sostenibilidad, la digitalización y la internacionalización.

Con motivo de esta transformación a todos los niveles: logístico, tecnológico, de recursos humanos, e incluso de flota, Correos ha presentado una nueva imagen corporativa más sencilla, abierta y ágil. Se trata de una actualización y modernización de la misma que permite la adaptación a las nuevas necesidades del mundo digital.

La actualización del logo de la compañía –que se ha desarrollado con la ayuda de la consultora Summa– mantiene la cornamusa y la corona, legado histórico de Correos, así como el amarillo, su color corporativo, para mantenerse reconocible. Y elimina el nombre, dando paso al isotipo en su forma más sencilla. Un símbolo internacional, universal, que es reconocido por la sociedad española y aplicable a todo tipo de soportes y documentos, ya sean estos físicos, impresos, audiovisuales o digitales.

Otro elemento importante en la renovación de la identidad visual de Correos es su nueva tipografía, diseñada en exclusiva para la compañía. El diseño se ha realizado con la ayuda de Monotype y se ha bautizado como ‘Cartero’ en homenaje a estos profesionales emblemáticos de la empresa.

El nuevo logo se ha diseñado desde el respeto al primer diseño realizado en 1977 por José María Cruz Novillo, creador de la mayoría de los logos más importantes de la historia de este país. Correos ha reconocido, a propuesta del presidente de la compañía, a Cruz Novillo como el séptimo Cartero Honorario, sumándose así a la lista de insignes carteros como la Reina Doña Sofía, Camilo José Cela y Antonio Mingote.

Campaña con humor para dar a conocer el nuevo logo

La nueva imagen vendrá acompañada de una desenfadada campaña de comunicación, “ligera, fresca, algo irreverente y moderna”, tal y como ha comentado Eva Pavo, directora de Marketing y Comunicación de la empresa postal. Con el humor como recurso, las piezas se han elaborado en un tono cercano que busca dar a conocer cómo es la nueva imagen de Correos, acudiendo a una especie de jeroglífico: “cruz, doble eme, raya, espiral”.

Arena Media (que maneja la cuenta de medios de la compañía) y Mono son responsables de la creatividad de la campaña con la que la que se dará a conocer su nueva imagen, mientras que Contrapunto BBDO, ha credo el concepto de marca: Los nuevos tiempos llegan por Correos. Shackleton (adjudicataria de la cuenta digital) es la agencia responsable de la campaña en medios sociales y QMS Comunicación la encargada de las actividades de relaciones públicas y comunicación.

Marquesinas, lonas, soportes digitales de exterior, diarios y revistas, además de soportes en internet y medios sociales, configuran el grupo del mix de medios que se utilizarán para lanzar la nueva imagen de Correos, aunque también se desarrollarán otras acciones especiales para dar a conocer a los usuarios el nuevo logo.