Arrancando nuevo año… uffff…!! De nuevo ante ese “da capo” que, como en la partitura, nos mueve al inicio de página y empuja al “volver a empezar”. Es el momento de cargarnos de ritmo y energía para ejecutar otros doce meses. Ahora toca planificar, programar, plantear nuevos retos e incluso, por qué no, modelar algún que otro sueño…

Pero, ¿y por qué no entonar el pentagrama del 2016 en clave colectiva? Enero puede ser el punto de inflexión para arrancar con el análisis y la reflexión previa  a una definición de metas en este nuestro gremio, el de la Comunicación (Comunicación Corporativa, Comunicación Institucional, Empresarial…elijan ustedes la etiqueta). Sería estupendo hacer carraspear un poco las gargantas y lanzarnos a redefinir, impulsar y proteger nuestro oficio, que buena falta nos hace, ¿no creen?

Estoy convencida de que la melodía no tiene por qué sonar fúnebre ni apagada. Debo ser una ingenua, pero pienso sinceramente que podemos tener motivos hasta para un poco de swing.

Yo al menos me tropiezo cada día con más empresas y empresarios (y no me estoy refiriendo a las grandes compañías, hablo también de  pymes y hasta autónomos emprendedores) que son conscientes del papel esencial que la Comunicación puede tener en el éxito de su proyecto. Y para ello precisan de un buen Dircom y/o un equipo de profesionales capaces de definir y gestionar su estrategia.

Creo que hay motivos para mirar el “da capo” desde el optimismo. Esto va leeeeentoooooo, piano piano…pero las notas comienzan a sonar afinadas.

Y desde este rinconcito de La Despensa me propongo mostrar algún que otro ejemplo que así lo demuestre. Les iré contando…