El nuevo gobierno ‘express’ acaba de llegar con la ilusión y esperanza de mejorar la vida de todo un país. Además de los integrantes del nuevo ejecutivo, uno de los nombres que siempre espera el sector, es conocer quién será el nuevo Secretario de Estado de Comunicación y el elegido ha sido Miguel Ángel Oliver.

El periodista ha aceptado la nueva misión que le encomienda Sánchez y para ello abandona la edición nocturna de ‘Noticias Cuatro’ para dar el salto al mundo de la política.

Miguel Ángel Oliver viene precedido por su buen hacer como director del informativo de ‘Hora 20’ y subdirector de ‘Hora 25’ de la Cadena SER que le llevó a ser el segundo de Iñaki Gabilondo en ‘Hoy por hoy’.  Tras pasar por Telemadrid y la malograda Localia recientemente era el rostro del informativo nocturno de la cadena de Mediaset.

Oliver cambia de jefes. Abandona a Pedro Piqueras y Juan Pedro Valentín para pasar a depender directamente de la nueva portavoz, Isabel Celaá.  Su primer objetivo será desarrollar la estrategia de comunicación del nuevo Gobierno, que no sabemos si viene para quedarse o para prepararse de cara a unas nuevas elecciones.  La relación con los medios de comunicación, la coordinación de la política informativa del Ejecutivo y la organización de la cobertura informativa a nivel nacional e internacional de toda la actividad que genere el nuevo Gobierno serán sus principales cometidos a partir de ahora.

Nueva etapa y espero, que nuevas formas. Su antecesora, Carmen Martínez Castro, a diferencia de su jefe, sale por la puerta falsa tras uno de los últimos episodios que protagonizó al tener la mala suerte de ser captada por un micrófono abierto.  “¡Qué ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles: Pues os jodéis!” fue lo que comentó a un compañero durante las protestas de un grupo de jubilados. Ella se defendió aludiendo que había sido un comentario jocoso dentro de una conversación privada denotando, por tanto, su falta de sensibilidad hacia un colectivo que no cobra 112.145 euros brutos anuales como era el caso de la ex secretaria de Estado.