Ahora va de “un perfil más digital”. Casimiro García-Abadillo  destituido en manos del corresponsal en Asia David Jiménez  o el consejero delegado de BBVA hasta ayer por el hasta ahora responsable del área global de Banca Digital.

“Los de muy arriba” aluden de la necesidad de competir con el nuevo entorno y talento global reclamando experiencia demostrada en el ámbito de los negocios digitales. Y añado –deduciendo palabras de Luis Bassat- que pocos han monetizado el negocio digital de sus empresas. Y me añaden que hubo profesionales que no se lo creían y por eso el director saliente aplacó un motín para no sacar la edición tras su cese.

La pregunta de este cronista sería la siguiente: ¿Tal vez comencemos a ser testigos de una larga relación de destituciones o sólo son excusas para cambiar la dirección de una compañía?