Nunca, ha existido un nivel tan alto de desinformación en los programas y mensaje de nuestros cuestionados líderes políticos.

pablocompartanriqueza

Los partidos convencionales cometen el error de pensar que hay que dar gusto a todo el mundo…..de izquierdas, más que nadie, de centro, más que tú, ley del aborto, hazte el loco, bajar impuestos, por supuesto….el resultado es un corral de gallinas sin cabeza entremezclado y corriendo como histéricas en todas las direcciones.

En los nuevos partidos la situación no es mucho mejor. De algunos sabemos como son, lo que piensan y lo que desean, que es cargarse el sistema desde dentro y, sin embargo, se empeñan en ponerse pieles de cordero para no asustar a los tibios votantes, diseñan los mensajes que los indignados quieren oír y cobran por este espectáculo el alto precio de su ofendido voto.

El votante obedece preferiblemente a mensajes sencillos, tajantes y comprensibles. Mensajes que desea escuchar, si además son ciertos, mejor. Mensajes cargados de pasión.

Como consecuencia, los nuevos lobos no dudan en ofrecer, con grandes aspavientos y slogans, un banco público para el ayuntamiento, un impago de la deuda o un salario universal. Lo importante es el voto, el poder, luego ya hablaremos.

Frente a estos, las frases aburridas, ambiguas y sin sentido, que no molestan a nadie. Blandas como el saludo de un enfermo. Pesadas de escuchar, de leer y de recordar. Mensajes manidos que nos provocan una inmediata desconexión mental.

Mi consejo, no escuches ni leas promesas, escucha lo que no dicen y observa lo que no hacen.