• Francisco J. López Seoane ha protagonizado la jornada “El nuevo perfil del líder a la luz del management náutico” basándose en la relación existente  entre la experiencia náutica y el mundo empresarial
  • “Hemos pasado de la gestión del cambio a la gestión del cambio permanente. Vivimos una evolución constante, por lo que no hay estrategias que duren”.

Dircom Galicia ha celebrado la jornada “El nuevo perfil del líder a la luz del management náutico”, que ha contado con la participación de Francisco J. López Seoane, director de MPCGroup Business Skills y miembro del TopTen Mangement Spain en las especialidades de Comunicación, Comportamiento Organizativo, Estrategia, Management, Marketing, Ventas y Recursos Humanos. Durante esta experiencia náutica se han proporcionado las claves para afrontar la gestión del día a día de una empresa a través del desarrollo de sus personas y de la mejora en el desempeño de sus equipos de trabajo.

El contenido de la conferencia se ha basado en la relación entre la experiencia náutica y el mundo empresarial, con especial referencia a la gestión del cambio permanente, con grandes similitudes a los también permanentes e inesperados cambios meteorológicos y de circunstancias de la navegación. “Hemos pasado de la gestión del cambio a la gestión del cambio permanente”. Tal y como ha afirmado López, “vivimos una evolución constante, por lo que no hay estrategias que duren”.

En este sentido, el invitado ha explicado las consecuencias que los cambios de condiciones suponen para una compañía o un departamento. Por un lado, ha destacado el nuevo perfil de los directivos, personas apasionadas, con ideas, empuje y obstinadas. Además, ha realizado una aproximación de los diferentes escenarios que debe gestionar el nuevo líder:

  • El escenario estratégico, compuesto por unos objetivos medibles, alcanzables y con una duración en el tiempo, una estrategia, unos medios y una planificación determinada. Respecto a este último aspecto, López ha defendido que “hay que cambiar los plazos. Debemos adaptarnos a los tiempos y momentos”.
  • El escenario de equipo, en el que trabajar hacia el mismo objetivo resulta fundamental. Pero, ¿qué necesitamos para conseguir esta unión? El ponente ha explicado que la coordinación, en el que cada persona del equipo desempeña de forma excelente su función, supone una garantía de éxito. Además, la comunicación, gracias a la cuál todas las personas saben qué hacer en cada momento, la confianza y la escucha: “no hay posibilidad de comunicación sino hay una escucha respetuosa”, ha apuntado.
  • El escenario personal, en el que la actitud, los retos, la información, los medios y la organización, son factores que siempre debemos tener en cuenta.

Para finalizar la jornada, el invitado ha compartido tres claves náuticas para afrontar la gestión del cambio permanente: Mantenerse siempre alerta y preparados para la maniobra, no seguir haciendo lo mismo porque el entorno cambia constantemente, y combinar prudencia y audacia para gestionar adecuadamente la toma de decisiones.