• La campaña ‘Olive Oil World Tour’ aterriza a lo grande en Japón y se despliega en el cruce de peatones más transitado del mundo, el de Shibuya.
  • La capital nipona acoge otras dos acciones promocionales más: una activación especial en el aeropuerto de Haneda y un evento a cargo del chef Daisuke Nombra

Este otoño, la imagen de nuestros aceites de oliva está más presente que nunca en Japón. Aceites de Oliva de España, con la colaboración de la Unión Europea, ha puesto en marcha tres acciones de alto impacto en Tokyo, dentro de la campaña promocional Olive Oil World Tour en Asia. La primera y más notoria se desarrolla en uno de los enclaves publicitarios más famosos del mundo: las pantallas del cruce de Shibuya en Tokyo. Hasta el 3 de noviembre, cinco grandes pantallas digitales invitan, a los miles de personas que transitan por este cruce de Japón, a descubrir el aceite de oliva con esta campaña. Se estima que esta acción reportará a la campaña más de 60 millones de impactos.

La campaña del aceite de oliva en Japón incluye también una activación especial para consumidores en otro enclave estratégico: el aeropuerto de Haneda, zona de paso para millones de viajeros. A través de un “Olive Oil Lounge”, los usuarios descubrirán la mejor herramienta para unir la información de producto con la experiencia. Este espacio, situado en la Terminal 1, cuenta también con una zona específica para niños, puntos de descanso, conexión wifi y puntos de carga móvil.

El chef Daisuke Nomura, nuevo embajador de la marca en Japón

Acciones que se han visto reforzadas con una presentación para la prensa de las iniciativas que se están poniendo en marcha en ese mercado. Asimismo, ha servido para presentar al nuevo embajador de la campaña Japón: el chef Daisuke Nomura. Se trata de un prestigioso cocinero que ha tenido la oportunidad formarse en el uso de los aceites de oliva. Unos conocimientos que compartirá con los clientes de su restaurante Sogo. Y es que durante las próximas semanas, contará con una carta especial de recetas elaboradas con el aceite de oliva virgen extra como ingrediente principal.

Iniciativas que, como explicó Teresa Pérez, gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, ponen de manifiesto la apuesta de Aceites de Oliva de España por el mercado nipón, que se situó como nuestro quinto mejor cliente en el mundo en 2018 con unas importaciones de casi 33.500 toneladas: “Existen muy pocos mercados que se hayan volcado con nuestro producto como el japonés. En las dos últimas décadas vemos como el consumidor ha apostado mayoritariamente por los Aceites de Oliva de España, cuyo consumo se ha multiplicado casi por cuatro. Y lo más importante, es un mercado que sigue creciendo con fuerza. En el primer semestre del año nuestras ventas se han incrementado casi un 40%”. De hecho, las importaciones desde España, ya suponen casi el 64% de las compras totales en un mercado claramente dominado por los aceites de oliva europeos.