• El objetivo es la comercialización de productos inspirados en motivos del monumento, declarado Patrimonio Mundial
  • Los artículos y el uso de la marca pasarán un doble filtro por parte de la Federación Artesanal de Sevilla y de la dirección del Patronato

El Patronato del Real Alcázar de Sevilla ha introducido ya en la tienda dedicada a los recuerdos y regalos de este monumento una selección de productos elaborados por la Federación Artesanal de Sevilla e inspirados en motivos del recinto palaciego, que está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. “Son artículos de gran calidad y que surgen de un trabajo previo de investigación por parte de los artesanos y de la dirección del Real Alcázar”, ha comentado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz.

El Patronato del Real Alcázar de Sevilla ha procedido a una cesión controlada de su marca Real Alcázar de Sevilla, registrada el año pasado ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, a la Federación Artesanal de Sevilla para la comercialización de productos inspirados en motivos del monumento.

Existe un doble filtro con respecto a los productos y, por tanto, al uso de la marca: uno es aplicado por la propia Federación Artesanal y otro, por la dirección del Real Alcázar, puesto que cualquier producto debe atender estrictas exigencias de calidad y de respeto a un monumento declarado Patrimonio Mundial. De ahí, pues, que las creaciones artísticas deban estar siempre autorizadas por el Real Alcázar.

Artículos

En concreto, se trata de pañuelos con seda natural pintada a mano, chales de seda habotai, abanicos y cluth en seda natural pintados a mano, tapices, marcapáginas con flores prensadas, joyería realizada en resina-cristal, plata y pétalos de flores naturales, joyería hecha en vidrio y plata, joyería elaborada en barro cocido y esmaltes metalizados, piezas de esmalte, joyería en plata esmaltada al fuego, piezas elaboradas en latón bañado en plata, joyería cerámica esmaltada en tonos arena y arcilla, forja en hierro, tazas confeccionadas en porcelana, pajaritas en seda hechas a mano y broches de hilo de plata, mosaicos con azulejos esmaltados e imanes cerámicos de cuerda seca. “Se ha comenzado por una selección dentro de una amplia variedad de artículos artesanos que revelan la creatividad de los mismos al trasladar a objetos un minucioso trabajo de investigación sobre los elementos del Real Alcázar que podrían plasmarse en sus creaciones artesanas”, según ha abundado el delegado.

Además de en la tienda oficial del monumento, los artesanos podrán ir comercializando los artículos en sus propios puntos de venta, talleres e incluso mercadillos, a la vez que ir diseñando más. Esta iniciativa, asimismo, se encuadra en la estrategia de impulso que el Ayuntamiento de Sevilla quiere conferir a la artesanía.

Acciones de Documento