• El único club deportivo aragonés de la Segunda B enfila los últimos días de su campaña de abonos
  • La creatividad en la que se apoya, fuertemente vinculada al río que le da nombre, se puede ver en marquesinas, autobuses, medios y redes sociales

El Club Deportivo Ebro alcanzó al final de la pasada temporada su cota más alta tras su ascenso a la Segunda División B. Ahora, el equipo también quiere contar con el máximo número de socios y seguidores. Ese es el objetivo de la campaña de abonados puesta en marcha por el equipo el pasado mes de julio y que enfila sus últimas semanas.

La campaña, con la que se quiere alcanzar la cifra de 1.200 abonados, va acompañada de una creatividad fuertemente vinculada al río que da nombre y es origen del club. “El Ebro nos vio nacer, jugamos a sus orillas y queremos reflejar sus valores, compartimos lo que el río representa”, explicaba el responsable de Marketing del club, Sergio Navarro.

El Ebro alcanza su cota más alta. Abónate es el lema elegido por el club para animar a los aficionados a abonarse en esta nueva etapa del club. La campaña, que permanecerá activa hasta pasadas las Fiestas del Pilar, puede verse en autobuses, marquesinas, en otros medios y en redes sociales.