• Bajo este lema y con una canción creada especialmente para la ocasión, la cadena de grandes almacenes pone el broche de oro a la celebración de su 75º Aniversario
  • La creatividad la ha desarrollado Pingüino Torreblanca & The Guayominí Project y continúa la estrategia de poner el foco de atención en el producto

El Corte Inglés finaliza el año de celebración de su 75 aniversario y lo hace con una de sus campañas más emblemáticas: las rebajas de invierno. Para ello, no ha dudado en inventar una nueva palabra y en crear una canción especial para la ocasión, que llega de la mano de la agencia de publicidad Pingüino Torreblanca & The Guayominí Project, encargada de la creatividad de la campaña que se desarrolla bajo el claim Quiéreteme.

La acción publicitaria continúa una estrategia que arrancó el año pasado basada en poner el foco de atención en el producto, la moda y las firmas en lugar de centrar el protagonismo en un personaje conocido, lo que se había venido reflejando en sus campañas publicitarias anteriores. Con Quiéreteme se quieren transmitir valores como el amor, el cariño y la diversión. El objetivo es brindar a las personas que durante la Navidad han estado dedicándose a los demás, comprando regalos, haciendo cenas,…, la recompensa que se merecen. Por eso, en estas rebajas ellos son los protagonistas.

Quiéreteme es un palabro inventado por nosotros con una connotación cariñosa”, ha explicado durante la presentación de la campaña José Luis Moro, socio fundador y director general creativo de la agencia. También ha admitido haber integrado en la nueva creatividad el componente de disfrute. “Más allá de la practicidad, las rebajas tienen un algo de disfrute. Todo se resume en un verbo en navidades: querer. ¿A ti quién te quiere? Quiérete tú a ti mismo, es la idea de la campaña”, ha añadido.

Pero el poder de condensar en una sola palabra todo un mensaje no es la única seña de identidad que Pingüino Torreblanca cree aportar a esta campaña. También es muy de ellos el hecho de convertir el mensaje en canción. “Hemos compuesto una canción (tiene dos versiones, una de hombre y otra de mujer) con una letra que tiene que ver con quererse a uno mismo”.

El spot, con tono alegre, es una secuencia coreografiada de mujeres probándose ropa. El juego con espejos también es un elemento destacado de la creatividad. El anuncio fue rodado íntegramente en el salón de espejos de una casa palacio de Madrid de principios del siglo XX. “Mucha de la magia del spot lo aporta este sitio”, ha comentado Moro.