• La apuesta del bufete de abogados de origen aragonés por el portero del Oporto se ha traducido en un aumento de la facturación y la atracción de nuevos clientes
  • El despacho realiza desde hace meses una fuerte campaña de publicidad, algo poco común en el sector de la abogacía

Arriaga Asociados ha hecho una apuesta muy fuerte por la publicidad. Enmarcada en esta estrategia -poco común en el sector de los abogacía-, el despacho de origen aragonés lanzó el pasado mes de octubre una campaña que tenía como prescriptor a uno de sus clientes con más repercusión pública: Iker Casillas. La apuesta no ha podido salir mejor, ya que la imagen del portero del Oporto ha permitido al despacho aumentar la atracción de nuevos clientes (con un perfil económico más alto) y, por tanto, la facturación.

Gracias a los valores que transmite el capitán de la Selección española, el despacho ha logrado mayores cotas de popularidad, también entre algunos personajes públicos que han contratado sus servicios. Según recuerdan desde Arriaga Asociados, el objetivo de la campaña era, en principio, conseguir que un mayor número de afectados contrataran los servicios del despacho para recuperar su dinero.

El fundador del bufete, Jesús María Ruíz de Arriaga, ha explicado que el impacto ha sido mayor de lo esperado. “Nos ha concedido prestigio dentro del sector de la abogacía y ha atraído clientes muy distintos a los de antes”, ha comentado. La entrada de perfiles con más caché y nivel económico ha supuesto un notable incremento de las cantidades reclamadas y, por tanto, un aumento de la facturación del despacho.

Su estrategia de mercado, su inversión publicitaria o su modelo de organización son algunos de los factores que han posibilitado que Arriaga Asociados se consolide como uno de los despachos más importantes de España.