• El CADI trae a Zaragoza la exposición ¡Viva el Diseño! organizada por el Red Dot Museum de Essen
  • La exposición contiene una selección de los 128 proyectos españoles que han obtenido uno de los prestigiosos galardones que otorga anualmente el museo alemán

Su creatividad y su potencial innovador han convertido al diseño español en todo un referente a nivel mundial. Los diseñadores nacionales han demostrado su talento en ámbitos del diseño tan diversos como el mobiliario y la iluminación o en la creación de edificios, plazas y espacios públicos. Ese prestigio alcanzado tiene su reflejo, además, en su creciente éxito en los Red Dot Design Awards. Algo que pueden contemplar todos aquellos que visiten el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano (IAACC) hasta el próximo 18 de septiembre.

El Centro Aragonés de Diseño Industrial (CADI) ha traído a Zaragoza una exposición organizada por el Red Dot Design Museum de Essen, que, bajo el título ¡Viva el Diseño!, reúne una selección de algunos de los 128 proyectos y diseños españoles que han sido premiados con uno de los prestigiosos galardones que otorga cada año este museo alemán.

¡Viva el Diseño! exhibe desde flexibles piezas de madera inspiradas en el estilo de vida español y lámparas bellamente construidas hasta diseños para espacios que contribuyen al modo en que las ciudades modernas funcionan. También alberga creativos proyectos que proporcionan información de cómo las personas pueden hábilmente comunicar visualmente o cómo visionarios conceptos de diseño nos alumbran el futuro. Entre ellos destacan dos obras aragonesas: la Lunch Box de la empresa Araven y el Jamonero Nero, de Cesar Didi Ferrer de Sabiñánigo.

Unos premios con solera

Con más de 60 años de historia, los Red Dot Design Award recibieron sólo en 2015 más de 17.000 solicitudes.  Su distinción Red Dot está reconocida internacionalmente como una de las marcas de calidad para diseños más deseadas. En los últimos 20 años, se ha incrementado el número de proyectos españoles que se han presentado al certamen, muchos de los cuales han resultado premiados.

Según los organizadores de la muestra, “el éxito del diseño contemporáneo español en el Red Dot Design Award se debe a su gran diversidad de formas, colores, materiales y conceptos estilísticos”. Pero, en su opinión, también influye la facilidad con la que fusiona conceptos tradicionales y modernos para crear un conjunto equilibrado que ha contribuido a su proyección internacional.