La cuenta atrás de “Allí abajo” ha comenzado. El pasado martes (2,7 millones de espectadores) la serie líder de Antena 3 emitió el primero de sus últimos diez episodios antes de su adiós definitivo. Así lo ha comunicado esta tarde la cadena televisiva, lo que supone también la despedida del sevillano Palacio de Monsalves como plató donde ha transcurrido buena parte de la trama.

La primera sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía ha sido durante estas cinco temporadas el escenario principal. El edificio proyectado por Aníbal González se convirtió en la “Clínica Híspalis”, lugar donde desarrollaba su actividad María León, y también el lugar donde Iñaki (Jon Plazaola) regentaba su bar de tapas. Incluso albergaba al personaje más particular entre el reparto: una fantasma llamada “Rocío” que merodeaba, a veces con ‘mucha guasa’, por los distintos decorados y localizaciones.

Sevilla no sólo ha estado representada en este edificio que se espera pronto sea ampliación del Museo de Bellas Artes. También han formado parte de su “atrezzo” el Instituto de Estudios Hispano-Americanos, la Plaza de España, Triana o el Barrio de Santa Cruz. También ha contado con andaluces como Mariano Peña, Paco Tous o Alberto López.

“Allí abajo” es una de las series más exitosas de los últimos años. Desde su estreno, en abril de 2015, promedia 3.184.000 espectadores por capítulos. Se trata de una producción de Atresmedia Televisión en colaboración con Plano a Plano. Sus responsables han destacado que “ha sido la única serie española de las estrenadas en esta década que ha alcanzado una quinta temporada”.