storytellingTengo que reconocerlo, estoy enganchada a los TED Talks, disfruto mucho  viendo estas increíbles conferencias capsula (18 minutos máximo), con ponentes de prestigio que ofrecen una mirada inesperada sobre temas tan diversos como la tecnología, educación, diseño, ciencia, tecnología, política, arte, investigación… … (hoy en día ya hay más de 2.000 conferencias accesibles de forma gratuita.)

En el mundo somos muchos los seguidores de estas memorables “Ideas worth spreading”. Una de las claves de su éxito, además de ser charlas diseñadas y estudiadas al milímetro, está en que los conferenciantes exponen su mensaje con una estructura narrativa y esta es una excelente fórmula porque a todos nos gustan las historias; contarlas, escucharlas, leerlas … , no lo podemos evitar, lo llevamos en nuestro ADN, de hecho, los expertos en neuromarketing afirman que nuestro cerebro está programado para disfrutar de cualquier relato porque influye directamente en sobre nuestras emociones.

Es innegable que como herramienta de comunicación y marketing el storytelling (crear y narrar relatos) es potente y por ello es una de las armas de persuasión que cada vez se emplea más. Las buenas historias conectan con las personas, conmueven, persuaden y llevan a la acción y al cambio.

Las marcas lo tienen muy claro, pero también los políticos, las empresas y los lobbies, todos ellos saben que los discursos bien formulados transmiten más eficazmente los valores y beneficios y sirven para trabajar el engagement entre ellos y su público.

La técnica del storytelling es una herramienta de comunicación muy atractiva pero requiere práctica y método para que sea eficaz. Retomando el tema de los TED Talks a los que hacia referencia al comienzo de este post, os recomiendo la conferencia que dio Andrew Stanton (director de cine, guionista y productor de Nemo, Monsters Inc, Toy Story, ) en TED en el 2012, “Las claves de una gran historia”, una verdadera delicia, en ella Stanton comparte lo que sabe sobre la narración; empezando por el final hasta llegar al principio.