• El Ayuntamiento de Elche en colaboración de la agencia Yelmo
  • Una campaña que muestra como se vería Elche si todos utilizásemos el coche

El Ayuntamiento de Elche, con la colaboración de la agencia Yerno, ha lanzado la campaña Una ciudad sin CO2lor que pretende mostrar a través de mupis, marquesinas y unas gafas especiales, cómo se vería Elche si todos utilizásemos el coche.

Elche es una ciudad extremadamente pintoresca. Tiene mar, montaña y más de 300 días de sol y cielo azul al año. Y, a diferencia de otras ciudades, tiene algo que la hace única: el palmeral más grande de toda Europa, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pero, como otras ciudades, se enfrenta a una gran amenaza: el continuo aumento de vehículos a motor y de las emisiones de CO2 pueden apagar todo ese caudal de color en pocos años y convertirla en un lugar más gris, sucio y contaminado.

Precisamente por eso, el Ayuntamiento de Elche ha decidido instalar filtros grises en diversas marquesinas y mupis, para que descubran cómo se vería la ciudad si todos los ciudadanos usaran el coche.

Las marquesinas de bus, utilizadas como lienzo para la ocasión, muestran, a modo de infografía, cómo el aumento desproporcionado de coches, motos y emisiones de CO2 traerían consigo un progresivo crecimiento de la oscuridad, representado con un grado de opacidad creciente en cada una de sus hojas de cristal.

Por su parte, varios mupis urbanos se han ‘vaciado’ para simular esa contaminación ambiental y conseguir también ese efecto comparativo entre la ciudad actual y la apagada Elche del futuro.

Estos soportes de publicidad exterior no convencionales se complementan con el lanzamiento de unas gafas especiales, que, en esa misma línea, permiten descubrir cómo en pocos años Elche será tal y como son hoy algunas capitales mundiales, en las que la ‘boina’ de polución es ya un reconocido elemento más de su skyline.

Una ciudad sin CO2lor trata de concienciar sobre los beneficios del uso del transporte público para paliar la contaminación, y forma parte de las medidas llevadas a cabo en las diferentes concejalías dentro de la estrategia por conseguir que Elche sea declarada Capital Verde Europea en el año 2030.