• La firma zaragozana repasa sus casi 70 años de historia en una exposición que recorre sus anuncios publiciatiros y sus principales modelos de electrodomésticos
  • La compañía invita a los ciudadanos a compartir en Twitter sus historias y momentos especiales relacionados con la marca a través del hashtag #ÉraseUnaVezBalay

No es por arte de magia, es fruto de una realidad industrial, ¡Ay, prefiero una Balay!, Por un mundo más cómodo o Un poquito de mí son algunos de los eslóganes publicitarios que ha utilizado la compañía de electrodomésticos Balay a lo largo de sus casi siete décadas de trayectoria. Esa historia -que comenzó hace 68 años, cuando dos jóvenes decidieron montar su pequeño taller eléctrico en la capital aragonesa- se repasa ahora en la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, a través de una exposición que recorre sus anuncios publicitarios y sus principales modelos de electrodomésticos.

Desde la compañía comentan que la historia de Balay es “la historia de la comodidad”. Por eso, la exposición recoge desde aquellos modelos que ayudaron a hacer más cómoda la vida de la gente, hasta el compromiso que Balay tiene con Zaragoza y Aragón a nivel empresarial, cultural y social, así como la evolución paralela que han sufrido la familia, las costumbres y la sociedad en general durante las últimas décadas.

“Nuestros electrodomésticos no han sido el único medio para colarnos en los hogares de la gente, nuestra manera de decir las cosas, de mostrar nuestra marca en televisión, prensa o radio, también lo han hecho”, comentan desde la compañía. Y es que la publicidad también forma parte del imaginario colectivo que son los recuerdos de una sociedad. De ahí que los anuncios de la marca en prensa, con los que conquista al consumidor, ofreciéndose a “facilitarle la vida”, sean protagonistas también de esta exposición, que se puede visitar hasta el próximo 27 de noviembre.

En la compañía consideran que “contar la historia de Balay es contar la historia de todos”. Por eso, uno de los objetivos de la muestra es despertar recuerdos, emociones y sonrisas. En esta línea, en la empresa quieren conocer cuáles son las historias de la gente en relación con la marca. Por eso, invitan a los ciudadanos a compartir en Twitter sus experiencias y momentos especiales, a través del hashtag #ÉraseUnaVezBalay. “Para que nos cuentes qué te ha parecido la exposición y qué momentos especiales de tu vida has revivido conociendo nuestra historia”, añaden.