De los creadores de ‘siempre me ha gusta ver limpiar los cristales’ -porque te provocaba una relajante sensación- llega ahora el ASMR.

Si viniese un marciano y viese a un terrícola disfrutando con un video ASMR pensaría que estamos locos y tal vez lo estemos. Este fenómeno del ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response en inglés: ‘Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma’) se trata de uno de los últimos fenómenos que se han hecho virales en Youtube.

Estos vídeos carecen de hilo narrativo. En ellos no ocurre nada pero consiguen provocar un placer a través de estímulos sensitivos. Esta repetición de imágenes con ritmo pausado, una gran delicadeza en los gestos y, sobre todo, la altísima calidad del sonido han conseguido que miles  de personas se hayan apuntado a esta moda.

Son vídeos de lo más pintoresco y curioso –de ahí que el marciano alucinase-: una mujer susurrándote al oído, otra pasándose un bastoncillo por el oído, otra rascándose la cabeza o un hombre tallando jabón. Ahora mismo, YouTube ofrece 10 millones de resultados en torno a este fenómeno.

Unos dicen que estos vídeos ayudan a dormir, otros que son micro orgasmos sensoriales y otros que reducen el estrés o la ansiedad. Si es así, entonces, sea bienvenido el ASMR.

Ponte los cascos y disfrútalos.